MAYORES

Slide background

MAYORES

Tu eres lo más importante

EJERCICIO Y NUTRICIÓN EN LA TERCERA EDAD

La gran mayoría de las personas mayores padecen alguna patología: diabetes, hipertensión, osteoporosis etc.
La cual cosa se debe tener en cuenta al prescribir ejercicio físico y nutrición.

El ejercicio físico correctamente programado y la nutrición perfectamente diseñada serán vuestra mejor medicina, os proporcionará una vida más dinámica, mayor energía, una mejor coordinación y equilibrio mejorado la postura, la flexibilidad y la fuerza, os sentiréis favorecidos en la actividad digestiva. Dejando atrás el sedentarismo, la obesidad desaparecerá, aumentaréis vuestra autoestima, disminuirá la depresión, conseguiréis un mayor manejo de la osteoporosis, diabetes, artritis y patologías cardiovasculares. La práctica habitual de ejercicio físico es el camino para mejorar vuestra calidad de vida, tanto a nivel mental como de salud física.

Al realizar ejercicio y actividad física, se tiene que tener en cuenta una serie de factores importantes y contrastables, dados los evidentes cambios a nivel físico que se han ido produciendo con el paso de los años y que afecta tanto a las articulaciones, como a los huesos, como a nivel cardiorespiratorio, etc.

Es importante que cuando una persona de tercera edad se vaya a poner a practicar ejercicio físico pase un exhaustivo reconocimiento médico en el que se determine si la persona está en condiciones de poder realizarla o no. Asimismo podremos determinar vuestras capacidades y limitaciones y recomendaros aquellos ejercicios más favorables y los que no se deben realizar acorde con vuestro estado de salud. Haremos una individualización de los programas teniendo en cuenta las necesidades de cada persona, así como vuestras lesiones o estado de salud.

Si practicas ejercicio adecuadamente y te nutres correctamente:

Osteoporosis → Plan de Ejercicio y Plan de Nutrición apropiados → reforzamiento muscular → tendones más resistentes → ligamentos y cartílagos más irrigados por el efecto del bombeo del ejercicio y el aporte nutricional → mejor renovación y conservación de las estructuras articulares → estimulación ósea que facilita su aumento de densidad.

Artritis → ejercicio apropiado y nutrición adecuada → mayor movilidad articular y más reforzamiento muscular → articulaciones más liberadas y protegidas y con menor inflamación → menor crisis de dolor.

Si no practicas ejercicio adecuadamente y no te nutres correctamente:

Artritis → dolor → inactividad → debilidad muscular → menor protección muscular → mayor dolor articular.

Las arterias coronarias de las personas que realizan ejercicio físico de forma habitual se pueden expandir más, son menos rígidas en la vejez y son más largas que las de las personas inactivas. Incluso cuando existe alguna placa, las arterias coronarias de las personas entrenadas son suficientemente largas para disminuir el riesgo de una oclusión total y desencadenar un ataque cardíaco.

Como vemos, obtener un plan de ejercicios y un plan nutricional correctamente planificados, os ayudará muchísimo a mejorar vuestro estado de salud.

Es imprescindible hacer ejercicio y nutrirse correctamente, sin duda el ejercicio y la nutrición será tu mejor medicina. Haz del correcto ejercicio y de la correcta nutrición un hábito como el vestirse, el ducharse, o el lavarse los dientes y tu salud mejorará mucho y te sentirás feliz.

Aquí iría bien segmentada toda la información de patologías tanto su definición como su entrenamiento y nutrición.