12 mitos sobre las rutinas en el gym que debes desterrar ya

31 de octubre de 2023

En el mundo fitness, existen algunas prácticas y muchas creencias falsas sobre la relación entre las rutinas en el gym y la pérdida de peso, que se repiten continuamente. Lo malo es que, a pesar de que muchos de ellos no son ciertos, pueden hacer que no saquemos el máximo partido al entrenamiento. Entonces, antes de iniciarte en el fitness, échale un vistazo a esta nota que aquí los desterramos todos.

Las rutinas en el gym no deben ser una moda, sino una constancia

El deporte no debe ser una moda, sino un estilo de vida. Solo así se desterrarían muchos de los mitos que hay sobre el mundo fitness y que permanecen en el tiempo. Un principiante, por ejemplo, puede escuchar rápidamente estos rumores que pueden molestarlo, desanimarlo o desconfiar. Te recomendamos, por ello, buscar la asesoría de un entrenador personal que despeje todas tu dudas, antes de empezar tus rutinas en el gym.

1. Mientras más te agotes, mejores resultados obtienes

El forzarte de manera extrema, no hará que formes masa muscular más rápido. Por el contrario, podrías perderlo.

Se suele creer que el nivel de agotamiento es indicativo de la eficacia del ejercicio físico. Nada más lejos de la realidad. Sentirse adolorido el día después no significa que hayamos realizado un esfuerzo correcto. Por el contrario, esta forma de entrenar es la causa de que muchos abandonen las rutinas por no estar acordes a su ritmo de entrenamiento. No hay mejor técnica que empezar de forma gradual para el éxito de tu entrenamiento.

2. Hacer ejercicio en ayunas quema más grasa

Los estudios demuestran que es indiferente la hora del día en que puedas entrenar. Lo importante es hacerlo motivado, con energía y de manera adecuada. Se suele creer que entrenar en ayunas obliga al cuerpo a consumir las reservas de grasa; sin embargo, se ha demostrado que se necesita la presencia de glucosa en el organismo para desencadenar la quema de calorías. Si nos quedamos sin glucosa almacenada, el efecto será el contrario y comenzaremos a quemar músculo. Por eso, es recomendable comer un pequeño snack 30 o 60 minutos antes de entrenar. Eso nos va a proporcionar la energía necesaria para entrenar de una manera más cómoda y eficaz.

3. Las máquinas de ejercicio son más efectivas que los pesos libres

Las rutinas en el gym implican combinar tanto las máquinas como el peso libre.

Tanto las máquinas de un gimnasio como los pesos libres tienen sus ventajas. La elección depende de tus objetivos y preferencias y de lo que, en determinado momento, te indique el personal trainer. Las máquinas pueden ser útiles para principiantes, pero los pesos libres permiten un rango de movimiento más amplio y activan más músculos estabilizadores.

4. Sudar ayuda a quemar más calorías

Es el mito más común, pero en realidad sudar no tiene ningún efecto para eliminar calorías. Por eso, no es aconsejable arroparse demasiado o usar fajas térmicas para tratar de sudar más. Lo único que podrían ocasionar es perder agua y hacer que el cuerpo se deshidrate, pudiendo causar efectos no deseados. De allí la importancia en realizar los ejercicios en un ambiente fresco y ventilado.

5. Los suplementos proteicos son necesarios para desarrollar músculo

Un estudio reveló que con los suplementos proteicos no se obtuvieron más proteínas

No siempre. Un estudio reveló que en un margen de aproximadamente cuatro horas, nuestro cuerpo solo puede usar entre 20 y 30 gramos de proteína, según la masa de cada individuo. De ellos, solo dos gramos se pueden utilizar para reparar los músculos. Cualquier proteína adicional se quemaría como energía, se acumularía como grasa o se expulsaría en la orina.

Entonces, la mayoría de las personas pueden obtener suficiente proteína a través de una dieta regular, sin necesidad de suplementos. Los suplementos pueden ser útiles si no puedes satisfacer tus necesidades proteicas de manera adecuada a través de los alimentos.

6. A más edad menos efectividad

Escuchamos continuamente que pasada cierta edad el ejercicio ya no ayuda. Sin embargo, todos los estudios llevados a cabo demuestran que las actividades deportivas que se realicen de manera regular, sin importar la edad, siempre son beneficiosas para la salud. Siempre se ha relacionado la rutina de un gimnasio, con gente joven por motivo de búsqueda de la belleza corporal. Sin embargo, el verdadero fin de un gimnasio es la salud. Y, si una persona adulta mayor está deseosa de practicar, puede hacerlo y tener tan buenos resultados como una persona más joven.

Lo que sí se recomienda para las personas de la tercera edad, es complementar sus rutinas del gimnasio, con ejercicios al aire libre para prevenir enfermedades cardiovasculares y aumentar la oxigenación, la capacidad pulmonar y reducir los problemas respiratorios.

7. El ejercicio aeróbico adelgaza y las pesas generan músculo.

Cada vez más se demuestra que los entrenamientos de alta intensidad con resistencia -como pesas, cintas elásticas, isométricos, muelles, etc-, son mucho más eficaces que los aeróbicos, requiriendo menos tiempo y provocando mayor consumo calórico. Evidentemente, ambos tipos de ejercicio cuentan con numerosos beneficios para el control de peso y la salud, y no se debe suprimir uno por dar más énfasis al otro. Combinarlos, como lo hace el personal trainer en el gimnasio, es la mejor opción.

8. Solo se consigue una buena forma física en el gimnasio.

Cada vez hay más opciones de ejercicios, más allá del gimnasio. Todos tienen sus beneficios y sus aficionados. Muchos también combinan disciplinas para obtener un mejor resultado. Por ejemplo, los futbolistas, más allá de la práctica en cancha y al aire libre, recurren al gimnasio para fortalecer músculos. Lo mismo pasa con otras disciplinas.

Ahora, también existen tratamientos médicos y cosmetológicos de remodelación corporal basados en el aumento de la masa muscular en determinadas zonas del cuerpo como glúteos, piernas y brazos y que cada día son más demandados por personas de todas las edades.

9. Cuanto más peso levantes, más músculo obtendrás

Esto no es tan cierto. Para un principiante, este mito es absurdo, porque los músculos aún no están acostumbrados y deben adaptarse. Si se agrega más peso en esta etapa, lo que se podría generar son lesiones. Siempre la técnica correcta es ir de menos a más y con el tiempo, el peso aumentará hasta que pueda levantar objetos pesados ​​correctamente.

Una vez pasada esa etapa, el entrenamiento de resistencia proporciona increíbles beneficios para la salud y el organismo. Solo hay que perfeccionar la forma, realizar los movimientos correctamente y trabajar la postura, centrándote en la estabilidad. Así poco a poco irás ganando mas muscular,

10. Los carbohidratos son malos y deben evitarse por completo

Los carbohidratos son una fuente importante de energía para el cuerpo. Debes consumir carbohidratos, pero lo importante es elegir opciones saludables, como granos enteros y verduras.

Lo que nos hace engordar es el exceso de calorías totales. Entre estas se encuentran los hidratos de carbono, las proteínas, las grasas y las bebidas alcohólicas. La principal fuente de calorías la representan las grasas, aportando 9 kilocalorías por gramo, mientras que los carbohidratos aportan 4 kilocalorías por gramo. El organismo reserva las calorías procedentes de las grasas, mientras que las calorías contenidas en los carbohidratos son más fácilmente quemadas u oxidadas, puesto que son combustible directo para los músculos

11. El café mejora el rendimiento

Todo en exceso es malo. Aunque la cafeína nos estimula, también disminuye los reflejos. Ingerir cafeína en exceso puede provocar dolor de cabeza, náuseas, taquicardia y dificultad para dormir. Lo ideal es tomar una taza de café o té media hora antes de entrenar para brindar ese punto de energía que necesitamos, pero jamás abusar de él. Tómalo en su estado natural; es decir, en grano y filtrado.

12. Hacer abdominales reduce grasa abdominal

Para bajar la barriga lo primero que debes hacer es llevar una dieta balanceada, recomendada por tu nutricionista, según lo que necesitas. Un estudio del Journal of Strength and Conditioning Research midió la relación de los ejercicios abdominales con la pérdida de grasa abdominal. La conclusión fue que no hay una reducción significativa.

Entonces, si quieres perder grasa abdominal, necesitas perder grasa corporal en general. Lo óptimo es crear las rutinas en el gym acorde a lo que buscas, combinando ejercicios cardiovasculares y de fuerza.

Te dejamos un video de nuestro canal de YouTube Método Lázaro sobre ¿La MEMORIA MUSCULAR es real o solo un mito? Descúbrelo en este video:

¡Subscríbete a nuestro boletín de noticias!

Recibirás las últimas novedades de entrenamientos y nutrición deportiva. Además de descuentos, promociones y mucho más.

Últimas entradas

crossmenu
×