, , ,

Qué sabemos realmente de la Vitamina D

VITAMINA D
Ya hemos hablado en diversos artículos sobre las distintas patologías e inconvenientes que pueden surgir a medida que envejecemos. Esta temática es cada vez más estudiada, debido a que la esperanza de vida es cada vez mayor, y por ende, las probabilidades de sufrir algún problema vinculado al avance de la edad es también cada vez mayor.

 

Por eso, aquí os hablaremos sobre la relación que existe entre el avance de la edad y el consumo adecuado de Vitamina D.

Masa muscular

Por otro lado, la pérdida de la masa muscular es una de las principales preocupaciones para la medicina, no sólo porque diversos estados patológicos la representan, sino también porque se presenta en condiciones de baja o nula actividad física, así como con el avance de la vejez.

Vitamina D y su relación con la masa muscular

Hace ya unos años que se comenzó a investigar más en profundidad respecto a la Vitamina D.

Esto se debe, por un lado, a su receptor a nivel muscular, el denominado VDR. Por otro lado, este interés particular en ella se justifica por su acción inhibidora de la miostatina (factor de crecimiento que limita el desarrollo del tejido muscular), y estimuladora de los principales factores anabólicos del músculo.

En este sentido, hay evidencias respecto al alto impacto que puede llegar a tener la falencia de Vitamina D en el músculo esquelético. Prueba de esto es, entre otras cosas, la influencia directa que tiene sobre las fibras tipo 2. Es decir, fibras de contracción rápida, empleadas sobre todo para actividades anaeróbicas.

Esto no es algo menor cuando hablamos de personas mayores. Estas fibras musculares tipo 2, juegan un rol esencial ante la posibilidad real de sufrir inestabilidad o hasta una caída, dado que son las primeras en reclutarse.

Como complemento de la relación entre la Vitamina D y la masa muscular, también existen estudios que evidencian del vínculo que se genera entre esta vitamina y el rendimiento del tejido muscular.

Relacionado con esto, uno estudio realizado logró demostrar que el tratamiento diario con Vitamina D y calcio, durante un plazo de tres meses, redujo el riesgo de caídas casi en un 50% en comparación con la ingesta de calcio solo. Esto resulta crucial dada la gravedad que pueden llegar a tener ciertas caídas en un adulto mayor.

Vitamina D y otros momentos de la vida

Si bien ha quedado demostrado la importancia que tiene la vitamina en el avance de la vejez, eso no quita su relevancia en otros momentos de la vida.

En la actualidad, se está comprobando que existe una relación directa entre la Vitamina D y la potencia muscular, fuerza y velocidad en mujeres adolescentes.

Conclusión

Ha quedado evidenciado pues, que la Vitamina D tiene un rol fundamental, no sólo en el crecimiento del tejido muscular, sino también en su mantenimiento. Y esto no sólo para personas de edad avanzada.

Es importante entonces, brindarle a la Vitamina D la importancia y atención que merece. Sus beneficios pueden ser infinitos si incorporamos las dosis adecuadas.

 

Si te interesan los temas relacionados al tejido muscular, no dejes de leer nuestro artículo Masa muscular: funcionamiento y beneficios

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *