Contactar

Alimentos para la migraña que tienes que conocer

24 de abril de 2023

En este artículo definiremos qué es la migraña, sus causas y el papel de la alimentación en la calidad de vida del paciente.

Alrededor del 15% de la población mundial sufre de migrañas.

En este artículo, desglosaremos lo que constituye una migraña, qué población se ve más afectada por ella, qué la causa, y también consideraremos los alimentos buenos y malos para las migrañas.

¿Qué es la migraña?

La migraña se define como un dolor de cabeza o trastorno primario del sistema nervioso central que se presenta de manera intermitente y de intensidad variable.

También se puede definir como tener al menos 5 migrañas sin aura o 2 o más migrañas con aura en la vida.

Según datos recientes, la migraña afecta a 1 de cada 10 personas en todo el mundo, principalmente mujeres y habitantes de las ciudades.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la migraña suele presentarse durante la pubertad y afecta principalmente a personas de entre 35 y 45 años.

¿Qué causa las migrañas?

El Comité de clasificación de cefaleas de la Sociedad Internacional de Cefaleas (2018) indica que entre el 10 y el 15 % de la población occidental cumple los criterios diagnósticos de migraña.

Se asocia con náuseas y vómitos, sensibilidad a la luz y al sonido, y puede agravarse con la actividad física.

La migraña suele presentarse en forma de crisis de 4 a 72 horas, con un promedio de entre cada dos meses y una semana.

Encontramos tres tipos de migraña:

Las manifestaciones clínicas de la migraña vienen producida en hasta un 60% por factores genéticos y en un 40% factores no genéticos como la edad, las hormonas, el sexo, depresión, epilepsia, fatiga.

Ya hemos visto que la migraña se suele producir con más frecuencia en la edad adulta, y la razón por la que es dos veces más frecuentes en mujeres que en hombres.

Es que puede ser producida por la caída de estrógenos en diferentes etapas de la vida en la mujer como la menstruación, la gestación o la perimenopausia.

Por otro lado, estrés, la falta de descanso, la mala ingesta de alimentos para la migraña, las alergias alimentarias o a ciertos medicamentos y un estilo de vida hipoglucémico son causas comunes de las migrañas.

Estudios recientes han demostrado que el 95% de las migrañas son causadas por una deficiencia de la enzima Diamino Oxidasa (DAO)

Se encuentra en el intestino delgado y es responsable de metabolizar la histamina que se encuentra en los alimentos.

Si esta enzima es insuficiente, la histamina no puede eliminarse por completo del cuerpo y se acumula en la sangre y los tejidos.

Provocando síntomas típicos como mareos, náuseas, estreñimiento, distensión abdominal, enfermedades de la piel y migrañas.

Migraña y calidad de vida

La Organización Mundial de la Salud (2016) cataloga a la migraña como la octava enfermedad que tiene un impacto negativo en la calidad de vida, provocando alguna discapacidad en más del 80% de los migrañosos.

Los analgésicos, los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) y los triptanos se usan a menudo como tratamientos farmacológicos para las migrañas.

Además, en muchos casos es necesario un tratamiento preventivo con anticonvulsivantes, antidepresivos, betabloqueantes y toxina botulínica.

Los tratamientos comunes son principalmente farmacológicos, pero la mayoría de los estudios coinciden en la importancia de abordar no solo el dolor en sí, sino también los factores individuales o ambientales que pueden afectar el dolor.

Por este motivo, se suelen utilizar métodos no farmacológicos como el yoga, la meditación, el mindfulness, la acupuntura, la hidroterapia y el biofeedback.

Se ha demostrado que estas técnicas combinadas con una buena dieta de alimentos para la migraña tienen un efecto positivo sobre las migrañas, pero se necesita más investigación para determinar el papel de estas terapias en los que sufren de dolor de cabeza.

Varios estudios han confirmado las consecuencias laborales, emocionales y sociales negativas de la migraña.

Las personas que sufren de migraña experimentan cambios significativos en la calidad de vida, reducción de la productividad laboral, preocupación y ansiedad, y se ven más afectados cuando las migrañas se asocian con trastornos del sueño u otras afecciones como la fibromialgia.

 ¿Qué alimentos para la migraña puedes comer?

Acude con un nutricionista Profesional para la Planificación de una dieta adecuada a sus objetivos.

Si nos enfocamos en temas relacionados con los alimentos para la migraña, podemos ver que ciertos alimentos son buenos.

Tienen hábitos que pueden desencadenar ataques de migraña que son perjudiciales para la enfermedad.

La clave del tratamiento de la migraña es mantener una dieta rica en vitaminas y minerales como las vitaminas B2 y C, magnesio y ácidos grasos insaturados a través de alimentos antimigrañosos como los frutos secos, las legumbres, el pescado azul o las aceitunas vírgenes.

Por otro lado, la vitamina E que se encuentra en las semillas de sésamo es muy beneficiosa para las mujeres con migraña porque estabiliza.

Los niveles de estrógeno y es rica en L-arginina para prevenir los dolores de cabeza por tensión.

¿Puedo tomar café si tengo migraña?

Grandes cantidades de café pueden aumentar el dolor, pero pequeñas cantidades pueden tener un efecto analgésico.

Por ello, dos tazas de café al día pueden ser una buena opción para el tratamiento de la migraña.

Un detalle muy importante que muchas veces pasamos por alto es la correcta hidratación.

El agua es esencial para prevenir dolores de cabeza, así que trate de beber de 6 a 8 vasos de agua al día si es posible para prevenir ataques de dolor de cabeza.

¿Puedo hacer ayuno intermitente si tengo migrañas?

Estrategias dietéticas como el ayuno, que son muy útiles en algunos casos, pueden no serlo cuando se sufre de migrañas.

Porque el ayuno se ha relacionado con las migrañas.

En este caso, es bueno tomarlo varias veces al día respetando los horarios habituales de las comidas.

En el tratamiento, es importante combinar una dieta para la migraña con ejercicio adecuado y descanso adecuado.

Como se vio anteriormente, las personas con migraña diagnosticadas con deficiencia de DAO deben tener cuidado con los alimentos para la migraña ricos en histamina.

ya que pueden desencadenar o exacerbar los ataques de migraña.

¿Puedo comer pescado o leche si tengo migraña?

Los alimentos con migraña que estos pacientes deben evitar son principalmente productos lácteos como conservas de pescado, leche y queso, mariscos, salchichas, vinagre

Productos vegetales fermentados, tomates, aguacates, chocolate y potenciadores del sabor, como el glutamato monosódico de alimentos ultraprocesados, alcohol, especialmente vino tinto.

Conclusión final

Un estilo de vida saludable y una dieta adecuada que incluya alimentos aptos, junto con medicamentos recetados por un médico.

Pueden ayudar a controlar los ataques y mejorar la calidad de vida del paciente.

La dieta y la nutrición para la migraña pueden desempeñar un papel importante en la prevención y el tratamiento.

Una dieta balanceada y evitar alimentos y bebidas que desencadenan estos dolores de cabeza pueden ayudar a reducir la frecuencia y la intensidad de las migrañas.

Estos alimentos desencadenantes comunes incluyen queso, chocolate, vino, café, frutas cítricas y alimentos procesados.

Es importante llevar un diario de alimentos para la migraña para identificar los alimentos que pueden desencadenar las migrañas.

¡Subscríbete a nuestro boletín de noticias!

Recibirás las últimas novedades de entrenamientos y nutrición deportiva. Además de descuentos, promociones y mucho más.

Últimas entradas

crossmenu
×