Cómo aumentar proteínas en cada comida

9 de diciembre de 2022

Las proteínas son un macronutriente esencial que nos ayuda a construir y/o preservar la masa muscular y es excelente para saciarnos, por lo cual deberíamos incluirla en nuestra dieta. Pero, ¿cómo aumentar las proteínas de manera adecuada? Aquí te daremos la respuesta.

¿Debería aumentar proteínas en todas las comidas?

Consumir la dosis adecuada de proteína -según tu complexión y necesidades- ayuda a optimizar las síntesis de proteínas musculares en el día, lo cual preserva la masa muscular del cuerpo y, a su vez, nos ayuda a controlar el peso.

Asimismo, su consumo es fundamental cuando estamos en un régimen de pérdida de peso, en una dieta de definición o, por su puesto, en nuestra fase de volumen para construir músculo.

Por todo esto es que sí deberías aumentar proteína en todas las comidas. Las cantidades deberían ser especificadas por tu nutricionista deportivo. No obstante, te daremos un adelanto de cómo hacerlo.

Cómo incrementar las proteínas en la dieta

A pesar de los beneficios que obtenemos del consumo de proteína, hay que tener mucho cuidado con excedernos. Es necesario que un nutricionista calcule tus requerimientos diarios de proteína y te ayude a planificar un menú a tu medida.

Desayuno

Quizás no sea la comida ‘imprescindible’ que todos señalan, pero sí es una de las más importantes, pues de ella depende cómo iniciamos nuestro día. Un desayuno rico en proteínas nos dará esa energía extra que necesitamos.

Proteínas recomendadas

Media mañana

Si eres de los que necesita comer algo en la media mañana, opta por alimentos ligeros, que puedas llevar en el bolso, y que te brinden extra energía como:

Almuerzo

Aprovecha este momento del día para aumentar tus proteínas. Podría ser de origen animal como vegetal.

Aumentar el consumo de proteínas en cada comida genera mayor saciedad.

Merienda

En este momento nos suele atacar un poco el hambre, por lo que debes tener un buen snack a mano.

Cena

 No te saltes la cena, más bien sigue un modelo muy parecido al del almuerzo, pero con menor cantidad, pues a esta hora ya no haremos mucha actividad física.

¿Y si me da un antojo en la noche?

Más proteínas, pero cuidado con excederte en las calorías. En este caso, puedes optar por gelatinas, flan light o un trocito de queso. El café con leche tampoco está de más y ayuda a regular el sueño.

¡Subscríbete a nuestro boletín de noticias!

Recibirás las últimas novedades de entrenamientos y nutrición deportiva. Además de descuentos, promociones y mucho más.

Últimas entradas

crossmenu