, , , , ,

COMO CUIDAR LA ESPALDA SI TENEMOS DOLOR

Como cuidar la espalda

El dolor de espalda es algo frecuente en muchas personas, por lo que es fundamental saber cuidar la espalda adecuadamente de igual manera que cuidamos otras partes de nuestro cuerpo, como por ejemplo la higiene de los dientes,  piel de cara y cuerpo,  el cabello  o nuestro aspecto físico.

Sabemos cuidar la espalda?

 En general la mayoría de los dolores de espalda mejoran con el descanso, algunas personas mejoran después de una semana del inicio del dolor y es probable que desaparezca el dolor transcurridas otras 4 ó 6 semanas, es necesario adoptar las medidas adecuadas cuando aparece el dolor la primera vez.

Son comunes las creencias erróneas acerca del dolor de espalda de que es necesario descansar y evitar la actividad física durante un tiempo largo, en cambio lo recomendable es durante los dos primeros días reducir la actividad física y después reiniciarla gradualmente.

Algunos consejos para calmar el dolor de espalda

  • Si el dolor es muy intenso acudir al médico.
  • Dejar de hacer ejercicio físico durante los primeros días.
  • Poner hielo durante los primeros 2-3 días y luego poner calor, siempre con el consejo médico o fisioterapeuta.
  • Encuentra la posición que te alivie y incluso determinados estiramientos.
  • Beber bastante liquido para hidratar los discos intervertebrales y así recuperen su elasticidad.
  • No levantar objetos pesados ni girar la espalda bruscamente.
  • Al acostarse adoptar la posición fetal encogida colocando una almohada entre las piernas o de espalda y para evitar la presión colocar una toalla enrollada bajo las rodillas.
  • Si tienes un aparato de electro estimulación escoge el programa que alivia el dolor (Tens)
  • Cuando aminore el dolor, hacer estiramientos que ayuden la musculación (axiales globales) con el apoyo de un fisioterapeuta.
  • Después de finalizar la labor del fisioterapeuta y recuperado para reanudar el ejercicio iniciar un reforzamiento muscular en excéntrico, además de un entrenamiento cardiovascular suave para favorecer que el flujo sanguíneo llegue a la espalda, musculación a bajas intensidades para fortalecer los músculos de la espalda, esto preferiblemente supervisado por un profesional como un entrenador personal.

El ejercicio físico para cuidar la espalda

El ejercicio físico es esencial para cuidar la espalda. Después de la lesión no conviene iniciar los ejercicios demasiado pronto pues el dolor podría empeorar. Aunque si son importantes a largo plazo los ejercicios de estiramiento y de fortalecimiento.

Es aconsejable eludir los giros bruscos o los movimientos de impactos que algunos ejercicios o deportes producen como son correr, saltar, tenis, golf, esquí, bailes con saltos o giros, etc.

Para proteger y cuidar la espalda lo más adecuado es fortalecer la musculatura centrándose especialmente en los músculos  abdominales, por lo que se deben realizar ejercicios enfocados en trabajar los abdominales que actúan como una faja protectora.  Como ayuda además del ejercicio para reforzar la musculatura, como dijimos anteriormente, se puede colocar el aparato electro estimulador en el abdomen.

Recomendaciones

Después de todo lo comentado para cuidar la espalda y calmar el dolor, insistimos en la importancia de acudir al médico si sienten algunos de los siguientes síntomas:

  • Dolor de espalda que aparece después de una caída o un fuerte golpe.
  • Fiebre unida al dolor de espalda.
  • Tres semanas o más con dolor de espalda.
  • Si el dolor se va haciendo más agudo.
  • Si el dolor aumenta al acostarse o nos impide dormir.
  • Dolor que baja por la nalga hasta el gemelo o por las piernas hacia la rodilla.
  • Si aparece una zona de la espalda enrojecida o inflamada.
  • Entumecimiento o debilitamiento de caderas, pelvis, muslos o piernas.
  • Notar otros síntomas diferentes al dolor de espalda percibido en otras ocasiones.

Es evidente la relevancia que tiene el ejercicio físico para cuidar la espalda, pero también para otras patologías y para nuestra salud en general, mantener hábitos saludables como practicar deporte y una alimentación equilibrada nos mantendrá activos y nos alejará de la obesidad y otras enfermedades.

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *