Conoce tu tipo de metabolismo ¡y ahora sí, empieza a ponerte en forma!

9 de noviembre de 2023

Sobre el metabolismo se dice muchas cosas; siempre será tema de conversación en los pasillos del gimnasio o charla entre amigas. “Tengo el metabolismo lento, por eso no bajo de peso”, “mi metabolismo es acelerado y no me deja engordar”, etc. La verdad es que, en el caso de las mujeres existen más de un tipo de metabolismo que debemos saber identificar para poder tomar acciones correctas. Aquí te explicamos cuáles son para que comiences a comprender cómo funciona tu cuerpo y puedas ¡por fin! Ponerte en forma.

Antes de ponerte en forma, ¿qué es el metabolismo?

El metabolismo es un conjunto de reacciones químicas, un proceso que tienen lugar en las células del cuerpo y que se encargan de transformar los alimentos en energía. Si nuestro metabolismo funciona rápido, nuestro cuerpo tendrá mayor energía y menos masa corporal; pero si nuestro metabolismo funciona lentamente, sucederá lo contrario. Esta es la función básica que todos conocemos y es el tema que preocupa a gran parte de las mujeres que lidian día a día con ello.

Te puede interesar:

No son uno, ni dos… conoce los tipos de metabolismo

Tenemos más de un tipo de metabolismo. Identificarlo puede ayudarte a ponerte en forma.

Cuando escuchamos metabolismo, lo primero que se nos viene a la cabeza es unproceso relacionado con el peso. Y en realidad, hay una verdad a medias, pues esta función nos acompaña desde que nacemos hasta que morimos. Es uno de los procesos en nuestro organismo que no para, pues la mayoría del tiempo se la pasa intercambiando materia por energía. Si este proceso se detiene, no podríamos vivir pues no seríamos capaces de transformar los alimentos que ingerimos en energía

Hay una parte de razón en que el metabolismo influye en el peso, pero la verdad es que la alimentación y el ejercicio, son los principales causantes de tus cambios o alteraciones en el peso. No obstante, fijándonos en cómo funciona nuestro cuerpo y cómo realiza sus procesos químicos, podemos distinguir tres tipos diferentes de metabolismo.

1. Metabolismo carbohidrático. Predilección por los dulces

El metabolismo de carbohidratos implica la división de carbohidratos en glucosa para obtener energía inmediata. A través de la alimentación, podemos conseguir carbohidratos por tres medios diferentes: el almidón, el azúcar y la celulosa, también conocida como fibra.

El almidón y el azúcar aportan grandes cantidades de energía al cuerpo y es esencial para el buen desarrollo de las funciones motoras del organismo. La fibra, por su parte, contribuye a realizar una buena digestión y ayuda a que el volumen de la dieta sea elevado, sin sobrecargar el cuerpo con excesiva energía.

Las mujeres que tienen un metabolismo carbohidrático no sienten la necesidad constante de comer, ni tienen ansiedad cuando se sientan a la mesa. Pero sí que necesitarán dosis de alimentos dulces cada cierto tiempo. Es importante resaltar que cuanto más refinados sean los alimentos que contienen carbohidratos, más rápido se liberará la glucosa en sangre.

Las personas con este tipo de metabolismo tienen predilección por los dulces y los postres. Además, en su dieta diaria recurren a estimulantes como el té y el café. Este tipo de personas suelen tener variaciones en su peso y les cuesta encontrar una estabilidad. Por eso, una dieta ideal consistiría en sustituir el consumo de azúcar refinado, por azúcares naturales como las frutas, por ejemplo. Se debe aprovechar de consumirlas en su estado natural y no en jugos o extractos.

2. Metabolismo proteico. Pasión por las carnes.

El metabolismo proteico tiene una predilección por las carnes. Conoce tu metabolismo para ponerte en forma

Otro tipo de metabolismo es el proteico. Las proteínas son un elemento indispensable en nuestro organismo, que se encarga de construir y restaurar cada uno de los tejidos del cuerpo. Además, están presentes en muchas más funciones del día a día como, por ejemplo, en todas las estructuras y funciones celulares, formación de hemoglobina para transportar oxígeno, enzimas para llevar a cabo reacciones vitales, etc. Asimismo, son una fuente poderosa de energía, que ayuda a nuestro cuerpo a cumplir sus funciones motoras.

Las mujeres que tienen el metabolismo proteico sienten una especial necesidad de consumir carnes y pescado. También suelen tener hambre a las pocas horas, así que una dieta rica en carbohidratos no les beneficiará, porque llenará su cuerpo de calorías y les hará ganar peso en poco tiempo y de manera descontrolada. Por el contrario, su dieta debe ser proteica, combinada con muchos vegetales y fibra.

3. Metabolismo mixto

El metabolismo mixto es el ideal para mantener una dieta saludable y al que todas las mujeres debemos aspirar. Utiliza y procesa diferentes tipos de nutrientes para obtener la energía necesaria para las funciones corporales. La proporción en la que se utilizan carbohidratos, grasas y proteínas puede variar según diversos factores, como la actividad física, la dieta y el estado fisiológico de la persona.

Una persona con este tipo de metabolismo, comúnmente, sabe mantener una dieta equilibrada y por ello, mantiene el peso ideal, incluso, sin hacer alguna rutina de ejercicios. Sus papilas gustativas no se exacerban y mantienen el equilibrio de brindar la alimentación adecuada en el horario adecuado. ¿Cuándo un metabolismo mixto podría romper ese equilibrio? Debido a alguna patología o alteración hormonal. Por eso, en cualquier caso, es importante siempre buscar la asesoría médica y de un nutricionista deportivo en Barcelona.

El plan para cambiar tu metabolismo y ponerte en forma

Los ejercicios aeróbicos y de fuerza son fundamentales para acelerar tu metabolismo y ponerte en forma.

Una vez identificado tu tipo de metabolismo, también es importante asociarlo a tu edad. Si eres una mujer joven, un plan de alimentación y ejercicios, te ayudarán a poner en orden tu metabolismo.

La mejor forma de acelerar o regular el metabolismo es:

Si pasas los cuarenta años:

Sin embargo, si eres una mujer que pasa los 40 años, el tema se vuelve más particular. Esta edad es el inicio de una serie de cambios en el cuerpo, vinculados con el metabolismo y la nutrición. Los niveles hormonales disminuyen, tanto el estrógeno como la tiroxina, pero el nivel de insulina se incrementa. Esta combinación hace que tengamos mayor apetito y que, a medida que coma más, queme menos calorías. Gran parte de ese incremento de peso se produce alrededor del vientre, formando la grasa abdominal que está vinculado con la diabetes, enfermedades cardiacas y ciertos tipos de cáncer.

¿Qué medidas tomar a los 40?

Es muy importante que en esta etapa consumas abundantes alimentos que contengan fibra (cereales integrales, frutos secos, frutas frescas) para incrementar la sensación de saciedad. Además:

– Varía las frutas que consumes. Prefiere la sandía, fresa, melón, papaya, etc.

– Incluye granos en tu dieta. El 50% de ellos deben ser granos enteros.

– Utiliza aceites saludables, como el aceite de oliva.

– Consume proteínas en cada comida.

– Consume lácteos sin grasa o bajos en grasa.

– No te escapes de los ejercicios. En esta etapa es fundamental los ejercicios de fuerza. Busca el asesoramiento de nuestro personal trainer en Barcelona.

Te dejamos un video de nuestro canal de YouTube Método Lázaro sobre ¿Quieres conocer los secretos para acelerar tu metabolismo?:

¡Subscríbete a nuestro boletín de noticias!

Recibirás las últimas novedades de entrenamientos y nutrición deportiva. Además de descuentos, promociones y mucho más.

Últimas entradas

crossmenu
×