¿CONOCES LOS BENEFICIOS DE CAMINAR DESPUÉS DE LAS COMIDAS?

2 de agosto de 2019

Caminar después de las comidas o dar un paseo después de comer y cenar es de lo más recomendable para nuestra salud  ya que mejora los niveles de glucosa, mejora el proceso digestivo y es un complemento para la actividad deportiva cotidiana.

Por otra parte paseando mejoras el estado de ánimo, te sentirás más relajado y evitarás la pesadez de esa comida que quizá te has pasado comiendo demasiado entre la bebida, comida y postre.

Algunos estudios realizados

Se publicó un estudio de la prestigiosa revista “Scandinavian Journal of Medicine and Science in Sports” con 75 trabajadores de la universidad de Birmingham, durante 10 semanas registraron en su teléfono móvil como se sentían durante la mañana y la tarde tras una caminata después de comer. Se contrastó que los trabajadores que habían caminado después de comer estaban más relajados que los que no habían caminado.

También hay varios estudios que demuestran que caminar después de las comidas reduce el riesgo de diabetes del tipo 2. Asimismo, con tan solo media hora de caminar después de comer ayuda mucho a recargar energías después de un trabajo intenso o absorbente, ayudando a lidiar con el estrés.

Beneficios para la salud

Para personas mayores de 65 años pueden sustituir las caminatas después de comer por tres caminatas diarias de 15 minutos. Después del desayuno, almuerzo y comida a fin de ayudar a controlar el azúcar en sangre y reducir el riesgo de diabetes.

Caminar después de las comidas. Digestión
Caminar después de las comidas. Digestión

Caminar después de las comidas mejora el proceso digestivo

Al comer gran parte de la circulación sanguínea se concentra en el aparato digestivo, es por lo que no se puede realizar deporte intensivo. Peso si se puede dar un paseo de una media hora aproximadamente a paso ligero y sin paradas. Por lo tanto con este paseo mejoramos el proceso digestivo.

Mantiene bajos los niveles de glucosa

Después de las comidas y mientras hacemos la digestión, los niveles de glucosa aumentan. Por consiguiente, si nos quedamos en el sofá estamos expuestos a aumentar los triglicéridos en sangre, colesterol y aumento de peso.

Por lo que caminar después de las comidas nos ayudará a disminuir los niveles de glucosa.

También es aconsejable caminar después de las cenas

Por la noche el metabolismo es más lento y es necesario activarlo. La mejor manera es hacer unas cenas ligeras, con pocas calorías y con poca glucosa. Igualmente si lo acompañas además de un pequeño paseo de unos treinta minutos conseguirás tener una buena salud.

Eso sí tener presente como he dicho antes que ha de ser una caminata de unos treinta minutos y nada de hacer ejercicio intensivo.

Si estás con amigos una buena idea es bailar si se está con buen humor y os gusta el baile. El caso es no quedarse sentados en la silla o dormidos en el sofá.

Lo que nunca se ha de hacer es irse a dormir con el estomago lleno, pues se ralentiza la digestión y evita la quema de calorías.

Caminar después de las comidas. Sobrepeso
Caminar después de las comidas. Sobrepeso

Reduce el riesgo de las enfermedades cardiovasculares y el sobrepeso.

La actividad de caminar después de las comidas también favorece a reducir los riesgos de enfermedades cardiovasculares y presión arterial. Así como el sobrepeso, ya que estas enfermedades están asociadas con el sedentarismo y por no mantener una alimentación saludable.

Caminar después de las comidas. Sedentaismo
Caminar después de las comidas. Sedentaismo

Sedentarismo

El sedentarismo es perjudicial para nuestra salud, provoca enfermedades cardiovasculares, obesidad, colesterol y acentúa otras llevando adoptar hábitos nada saludables.

La sociedad actual, las nuevas tecnologías, el trabajo, la falta de tiempo colaboran a tener unos hábitos de vida diferentes a los de años atrás. La falta de ejercicio, los alimentos preparados, conduce a un estilo de vida poco sana. Porque falta tiempo para cocinar y para hacer deporte o porque no apetece, finalmente acabamos con sobrepeso como poco.

Desafortunadamente el sedentarismo ya no solo afecta a los mayores o algunos jóvenes, sino que también afecta a los niños. Hoy día en los países avanzados tenemos las tasas más altas de obesidad infantil, por lo que se ha convertido en un problema para la salud que hay que solucionar.

Conclusiones

Por lo tanto, caminar después de las comidas es hacer un ejercicio ligero saludable que está al alcance de todos. También de aquellos que no pueden hacer otra actividad física intensa. Realizar un paseo a paso ligero sin paradas después de las comidas tiene cuantiosas ventajas. Ventajas como que te mantiene en unos niveles bajos de glucosa, de colesterol y te ayudará a relajarte, y tener un nivel de estrés bajo, favorece la digestión, así como reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y el sobrepeso.

En consecuencia, una alimentación saludable acompañada de actividad física es la base para alejar las enfermedades y estar saludable.  

Si lo prefieres, también puedes acudir a un entrenador personal y nutricionista para que te guie con una rutina de entrenamiento y dieta personalizados.

Ya sabes, no te quedes en el sofá y camina después de las comidas!

Últimas entradas

crossmenu