Cómo continuar con el entrenamiento durante el embarazo

20 de diciembre de 2016
entrenamiento durante el embarazo

Entrenamiento durante el embarazo

Hacer entrenamiento durante el embarazo es importante para mantener el estado de salud y para recuperarse mejor tras el parto. Será muy diferente el entrenamiento durante el embarazo si ya somos deportistas al de las personas sedentarias (frecuencia, intensidad etc). Lo que debemos buscar durante estos meses es mantenernos y no buscar rendimiento.

Prudencia con el entrenamiento durante el embarazo

En general debemos ser prudentes en las actividades deportivas que practiquemos y como es lógico evitaremos todas las que conlleven riesgo (ski, deportes de contacto, saltos etc). Los  ejercicios que realices asegúrate que sean los recomendados.

Podemos practicar actividades aeróbicas, entrenamiento de fuerza y flexibilidad.

Ejercicios aeróbicos

Las actividades aeróbicas más recomendadas son la natación, la bicicleta estática con respaldo y caminar. Es fundamental la hidratación, bebe antes y durante el ejercicio.  Se recomienda hacer entre 30 y 40 minutos de actividad moderada intentando no sobrepasar las 140 pulsaciones por minuto. Escucha al cuerpo si nos pide descanso, ya haremos ejercicio cuando nos sintamos mejor.

Entrenamientos de fuerza

Cuando hagamos el entrenamiento de fuerza usaremos cargas moderadas. El entrenamiento será de fuerza-resistencia (15 a 20 repeticiones).  Cuidando especialmente la ejecución de los ejercicios y entre ejercicios toma el descanso que precises, puedes hacer dos o tres sesiones por semana.

A partir del segundo trimestre evita los ejercicios tendido boca arriba (posición supina) ya que pueden impedir el flujo de sangre hacia el útero.

El aumento de la secreción de una hormona llamada relaxina vuelve nuestras articulaciones mas laxas y se debe tener en cuenta para evitar lesiones, torceduras etc.
También se produce al crecer la barriga un cambio en el centro de gravedad del cuerpo lo que produce cambios en la percepción de la estabilidad y el equilibrio del cuerpo.

Flexibilidad

En cuanto a la flexibilidad podemos trabajarla tras el entrenamiento de fuerza o resistencia, haciendo énfasis en los músculos trabajados y también en los que están sobrecargados por los cambios posturales que nos provoca el embarazo (zona lumbar).

Recomendamos

En este periodo es importantísimo seguir las pautas que nos mande el médico y seria útil el contacto médico-entrenador.

Para realizar los ejercicios correctamente, déjate guiar por un profesional como un entrenador personal que te aconsejará en todo momento. Contacta con el equipo de Zenit trainers, todos ellos con experiencia y muy preparados.

Últimas entradas

crossmenu