Contactar

¿Por qué el estrés podría arruinar tus progresos en el gym?

17 de marzo de 2023
estrés

La palabra "estrés" se deriva de la física, donde se refiere a la presión que ejerce un cuerpo sobre otro, siendo el cuerpo que se somete a mayor presión el que es susceptible de destrucción.

Indice

¿Qué es exactamente el estrés?

Es similar en humanos y animales, y es la respuesta fisiológica de un organismo; No es una enfermedad.

Es un mecanismo de defensa que se utiliza ante una situación potencialmente peligrosa.

Esta es una reacción típica que se requiere para la supervivencia.

Cuando el estrés persiste, se considera que se ha producido una enfermedad.

ideas relacionadas con el estrés.

Reacción fisiológica relacionada con el estrés conocida como alostasis.

Los factores que ayudan a las personas a sobrellevar el estrés incluyen sus creencias, sentimientos de autoeficacia, control sobre su entorno y un sentido de coherencia.

Clases de estrés.

El estrés positivo también se conoce como eustrés.

resultando en la supervivencia del sujeto estresado, lo cual es un resultado positivo.

Sus rasgos incluyen enfocar la energía, inspirar motivación, mejorar el rendimiento y aumentar la seguridad en uno mismo.

Por otro lado, es un estrés transitorio.

El estrés negativo también se conoce como angustia.

resultando en efectos negativos (enfermedad o patología), con las siguientes características: producir ansiedad y/o preocupación, disminuir el rendimiento, generar una sensación de inquietud o malestar.

Puede ser a corto o largo plazo.

También puede resultar en problemas emocionales y físicos.

El estrés puede, en ocasiones y por un tiempo breve, ser beneficioso a la hora de realizar una tarea.

estrés

Elementos relacionados con el estrés

A medida que el cuerpo reacciona a un cambio, se produce estrés.

En este sentido, podemos hablar de alteración de la homeostasis, dando lugar a una cadena de respuestas fisiológicas en nuestro organismo que le permiten afrontar obligaciones y escapar de una situación estresante ante un riesgo inminente.

Después de todo, el estrés es una tensión aplicada a un organismo que lo obliga a adaptarse y cambiar en respuesta a las circunstancias.

Describir los factores estresantes.

Se ocupan de cualquier evento de la vida que cause o tenga el potencial de causar una respuesta física, mental o emocional.

Los ejemplos incluyen perder un trabajo, luchar por apoyo financiero y tener un accidente automovilístico.

Todas estas situaciones darán como resultado una reacción física y mental al estrés, que generalmente será perjudicial para nuestra sensación de bienestar.

Sistema nervioso y estrés.

El sistema nervioso puede considerarse como un sistema con funciones somáticas (voluntarias) o autonómicas (involuntarias).

Los músculos esqueléticos serían activados por el primero, mientras que las acciones involuntarias como la frecuencia cardíaca son controladas por el segundo.

Como resultado, en una situación desafiante, será el sistema simpático el que gobierne en lugar del sistema autónomo.

Podemos sobrevivir en cualquier situación peligrosa utilizando este procedimiento, que nos incita a actuar casi instantáneamente (esquivar, saltar y correr).

El problema de este sistema operativo es que hace que estemos constantemente alertas, lo que es completamente perjudicial para nuestra salud porque hace que nuestro sistema simpático anule al sistema autónomo como consecuencia de un estrés excesivo.

La memoria, la predicción de la realidad y el mantenimiento de un estado de simpaticotonía en el organismo son las que hacen del estrés una patología.

principales causas del estrés.

¿Cómo respondemos al estrés?

El cuerpo tiene mecanismos instintivos para prepararse y asegurarse de que estamos en el mejor estado posible para combatir el problema y sobrevivir cuando nos enfrentamos a una amenaza que puede implicar un esfuerzo mental o físico inusual, así como preparación para posibles lesiones o angustia emocional.

El cerebro, el sistema nervioso, el flujo sanguíneo, los músculos, así como el funcionamiento anormal de las actitudes mentales y emocionales, se ven afectados por estos cambios.

Las siguientes son las respuestas físicas y mentales que tiene el cuerpo cuando surge una emergencia.

Una reacción al estrés.

La respuesta de lucha o huida, también conocida como este proceso, prepara al cuerpo para defenderse o huir de una amenaza percibida.

¿Qué alteraciones se producen en el organismo cuando experimentamos estrés?

La amígdala, una parte del cerebro responsable del procesamiento emocional, recibe la señal después de que nuestros sentidos identifican la fuente de la amenaza e interpreta imágenes y sonidos. Cuando se detecta una amenaza, el hipotálamo envía inmediatamente una señal de socorro.

El sistema nervioso autónomo sirve como conducto para la comunicación entre el hipotálamo y el resto del cuerpo.

Además, estimula el sistema nervioso simpático al afectar las glándulas suprarrenales con señales.

Este órgano está a cargo de la liberación de hormonas como la epinefrina en el torrente sanguíneo.

Todos estos cambios ocurren tan rápido que la persona no puede comprender y procesar completamente la amenaza o el riesgo que está directamente frente a ellos a nivel visual.

Tras su paso por la sangre, se producirán una serie de modificaciones fisiológicas:.

El aumento del flujo de sangre a los músculos (lo que aumenta la fuerza muscular), el corazón y otros órganos vitales se debe a que el corazón bombea más rápido de lo normal.

Los bronquiolos se dilatarán a medida que aumenta la frecuencia respiratoria, lo que permite que ingrese más oxígeno al cuerpo con cada respiración y se ensanchan las vías respiratorias.

El cerebro recibe el oxígeno adicional, lo que aumenta el estado de alerta.

Hay un aumento en los sentidos.

Como resultado de la liberación de endorfinas, se produce la digestión, la producción de saliva y la relajación de los músculos de la vejiga.

Los vasos sanguíneos de la piel se contraen en caso de lesión para reducir el sangrado.

Para proporcionar energía a cada parte del cuerpo, los sustratos energéticos (como la glucosa y los ácidos grasos) se liberan en la sangre.

estrés

Estrés y cortisol.

El eje hipotalámico-pituitario-suprarrenal (eje HPA), una parte diferente de la respuesta al estrés, se activa a medida que disminuye la producción de epinefrina.

La pituitaria, las glándulas suprarrenales y el hipotálamo están todos conectados por esto. Esto mantiene la activación del sistema nervioso simpático.

Si el cerebro continúa percibiendo la amenaza, el hipotálamo libera la hormona liberadora de hormona adrenocorticotrópica (CRH), que viaja a la glándula pituitaria y libera la hormona adrenocorticotrópica (ACTH), que es la encargada de liberar cortisol.

Esto mantiene el cuerpo en movimiento rápido y despierto.

Cuando la amenaza ha pasado, los niveles de cortisol caen y (si todo sale según lo planeado) el sistema nervioso parasimpático vuelve a estar "al mando" y amortigua la respuesta al estrés.

Dificultades frecuentes para mantener niveles elevados de cortisol.

En respuesta a una señal del cortisol, el hígado produce más glucosa y la libera a la sangre.

Los receptores de insulina en órganos no relacionados con la respuesta al estrés (lucha o huida) también serán bloqueados por ella.

Las proteínas (aminoácidos) en el glucógeno también se pueden usar como fuente de energía, y puedes comenzar a almacenar grasa en caso de que necesites hacerlo para recuperarte. supervivencia (de nuevo, una razón para luchar y correr).

La resistencia a la insulina es una posibilidad en el cuerpo humano.

Qué ¿Qué efectos tiene en el cerebro?

Además de ser la primera en alertarnos de una amenaza o riesgo, la amígdala se encarga de ayudar a que la experiencia permanezca en nuestra memoria.

Cualquier situación estresante que nos obligue a elegir si luchar o huir quedará almacenada en nuestro cerebro, por lo que aunque parezca ilógico, imaginando el escenario o recordándolo, se puede repetir todo el proceso descrito anteriormente.

Una amenaza percibida o una amenaza real puede iniciar la respuesta de estrés.

Esto puede comenzar sin siquiera asumir que la amenaza es real.

Una reacción física puede ser provocada por una amenaza imaginaria.

Efectos del estrés persistente.

Se producen una serie de cambios en todos los niveles del cuerpo cuando el estrés pasa de ser un evento puntual a algo que prácticamente todo el mundo experimenta a diario.

Como resultado, nuestro cuerpo no puede volver a un estado de homeostasis, lo que reduce significativamente nuestro bienestar.

y con el resentimiento de perjudicar nuestra vida social, académica o profesional:.

Comportamientos nerviosos (contracciones oculares, morderse las uñas, etc.).

Consejos para reducir el estrés.

Aunque sea por poco tiempo, aléjate de las situaciones estresantes.

Tomar un respiro y relajarse es beneficioso.

Aprende a relajarte: la meditación y las técnicas de respiración son poderosas herramientas para reducir el estrés.

Evite responder a circunstancias inusuales.

Para que su cuerpo funcione correctamente durante el día, duerma lo suficiente. Apunta a siete u ocho horas.

Dormir lo suficiente es crucial para reducir los niveles de estrés porque la falta de sueño solo sirve para empeorar las cosas.

Ayuda a otros; al hacerlo, podrá liberarse de cualquier estrés que pueda estar sintiendo.

Evite sentirse abrumado al tratar de ver los desafíos y los fracasos como oportunidades de crecimiento en lugar de circunstancias potencialmente peligrosas.

Encuentre un pasatiempo o deporte para participar, como leer, ver películas, practicar deportes o escuchar música.

No realice múltiples tareas en sus pensamientos; en cambio, manténgalos enfocados.

Si una tarea no avanza, cambie a otra o tome un descanso; no entiendo frustrado.

Se ha demostrado que el ejercicio ayuda a combatir el estrés Contáctame Entrenador Deportivo Barcelona

Decir "NO" a veces es necesario y está bien ser un poco egocéntrico.

Nunca puedes satisfacer a todos.

Adopte un estilo de vida saludable dejando de fumar, bebiendo menos y comiendo más frutas y verduras.

Tratar cada tema por separado.

Haz la tarea más difícil primero.

Sea eficiente en el tiempo.

Desarrolle una perspectiva positiva tratando de ver las cosas desde una perspectiva diferente.

Acepta las cosas que no puedes cambiar.

Siempre que sea posible, evite los conflictos.

¡Subscríbete a nuestro boletín de noticias!

Recibirás las últimas novedades de entrenamientos y nutrición deportiva. Además de descuentos, promociones y mucho más.

Últimas entradas

crossmenu
×