,

Entrenamiento y diabetes

Combate la diabetes con ejercicio.

Como hablamos en nuestro apartado de Diabetes, ésta es una enfermedad en la que los niveles de glucosa en sangre se encuentran muy elevados. Esta glucosa la obtenemos de los alimentos que consumimos, mientras que, la insulina es la hormona que la ayuda a penetrar en las células para producir energía.

Tipos de diabetes

Existen dos tipos de diabetes:  la de tipo 1, en la que el organismo es incapaz de producir insulina, y la de tipo 2, la más usual, en la que el organismo no usa adecuadamente la insulina.

Sin la suficiente cantidad de insulina, la glucosa permanece elevada en la sangre, provocando efectos no saludables. Los problemas del exceso de glucosa pueden ser muy graves ocasionando daños en los ojos, riñones, nervios, entre otros. Por otro lado, puede causar enfermedades vasculares y derrames cerebrales, pudiendo llegar a provocar incluso, la amputación de algún miembro.

En este sentido, resulta muy importante realizar actividad física para el tratamiento de la diabetes. El ejercicio debe estar orientado hacia el tipo de diabetes que se padece:

Diabetes tipo 1 (insulino dependiente)

  • Debe practicarse cada día.
  • En general, es conveniente repetirlo a la misma hora (mejor a primera hora de la mañana).
  • Se tiene que tener en cuenta la duración, intensidad, los niveles de glucemia pre-ejercicio y la dosis de insulina usada.
  • Evitar las condiciones extremas de temperatura.
  • Inyectar insulina en los grupos musculares que no se usarán en el entrenamiento.

Diabetes tipo 2 (no insulino dependiente)

  • En la sesión se deben trabajar todas las condiciones físicas: flexibilidad, fuerza y resistencia aeróbica.
  • Las sesiones deben durar de 30 a 60 minutos.

A día de hoy, la ciencia ha demostrado cómo el entrenamiento de resistencia combinado con el entrenamiento de fuerza logra mejoras significativas en la composición corporal, el control de la glucemia, el perfil de lípidos y la capacidad funcional de la persona.

Asimismo, actúa como método preventivo (diabetes tipo 2), en especial para las personas con hipertensión, antecedentes familiares y sobrepeso.

Combate la diabetes con ejercicio

Combate la diabetes con ejercicio

Finalmente, el ejercicio trae, además, muchos otros beneficios:

  • Aumento de la captación de glucosa muscular y disminución de los requerimientos de insulina.
  • Aumento de la síntesis de glucógeno.
  • Normalización de niveles de ácidos grasos libres y de cuerpos cetónicos a los valores de sujetos no diabéticos o cercanos a ellos.
  • Aumento de la actividad enzimática oxidativa.
  • Mejoramiento de la actividad cardiovascular y respiratoria.
  • Disminución de la trigliceridemia y el riesgo de la aterosclerosis.
  • Aumento de HDL-colesterol que permite remover el colesterol de las paredes arteriales, trasladándolo al hígado y disminuyendo la posibilidad de enfermedad cardiovascular.
  • Disminución de la presión arterial sistólica y diastólica en pacientes diabéticos con hipertensión.
  • Neocapilarización y recapilarización.

Conclusión

Como vemos, están demostrados los beneficios del ejercicio físico en todas las etapas de nuestra vida. Puedes hacer ejercicio en compañía de un  entrenador personal, el equipo de Lázaro te guiará.

9 comentarios
    • entrenadorpersonal
      entrenadorpersonal Dice:

      Hola Josep, nos alegra y motiva que te guste, es conveniente estar informados para combatirla mejor.
      Saldos

      Responder
    • entrenadorpersonal
      entrenadorpersonal Dice:

      Buenos días Alex, efectivamente así es Alex, debemos informarnos para evitar y combatir esta enfermedad cada día más extendida.
      Saludos

      Responder

Trackbacks y pingbacks

  1. […] de la actividad física para su desarrollo, bienestar y para evitar patologías tales como la diabetes, la obesidad tan extendida tanto infantil como en adultos, practicándola además de forma habitual […]

  2. […] todos modos, en este blog ya nos hemos dedicado a comentar lo fundamental que resulta el ejercicio para combatir la diabetes.  Ahora nos enfocaremos en las claves de una correcta nutrición para la diabetes, que tiene igual […]

  3. […] sobrepeso y la obesidad pueden provocar o acentuar manifestaciones patológicas como hipertensión, diabetes, complicaciones cardiovasculares, apnea del sueño, problemas respiratorios. En casos avanzados, […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *