¿Tienes una relación tóxica entre tu trabajo y la comida? Conoce 3 formas en que el estrés laboral afecta tu peso

15 de septiembre de 2023

Si vives bajo una constante presión en el trabajo con metas autoimpuestas o impuestas por tus empleadores y no puedes más con el estrés, entonces, puede ser que vivas con el síndrome de Burnout o estrés laboral. Este afecta tu peso y las consecuencias en tu salud pueden pasarte factura antes de que te des cuenta.

El estrés laboral afecta tu peso, no lo dudes

Burnout es llamado el síndrome de “quemarse” por el trabajo o trabajador quemado. El estrés laboral o burnout ocurre cuando hay una excesiva presión en el trabajo. Pero, también influye un ambiente laboral con poca armonía y conflictos. Al final, todo suma. Toda esto nos afecta en varios aspectos, pero sin duda tiene un impacto en nuestros hábitos alimenticios. ¿Has notado que a veces tienes antojos o que necesitas picar algo para seguir trabajando? ¿Comes rápido porque necesitas ahorrar tiempo o peor, te conceden pocos minutos para comer? ¿Comes a deshoras para acabar tus pendientes?

¿Qué hay detrás del burnout?

El burnout refleja una escasa realización profesional, agotamiento emocional y despersonalización. Si lo analizamos bien todo este esfuerzo excesivo dedicado al trabajo solo trae daños físicos y mentales e incluso afecta a nuestro entorno más próximo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que el burnout tiene 3 dimensiones:

El estrés laboral se refleja en tu cuerpo (y en tu mente)

El burnout puede afectar nuestra salud física ocasionando:

Algunos síntomas que nos afectan a nivel psicológico son la dificultad para concentrarse, aumento en los errores, ansiedad, cambios de humor, disminución de la autoestima, entre otros.

El estrés laboral afecta tu cuerpo y tu salud mental.

Impacto del estrés laboral en tu peso

Comer a deshoras, comer rápido, picotear, comer frente a la pantalla. Todas estas malas prácticas influyen directamente en nuestro peso y no nos dejan adelgazar. Elegimos pensando en “la reunión con”, en que tenemos dos reuniones virtuales seguidas y tenemos miles de pendientes, etc. Mientras más carga laboral, más presión, y más malos hábitos.

A los malos hábitos alimenticios hay que sumarle las malas elecciones que se realizan. Todo esto debido a la presión laboral, el estrés y la ansiedad, incluso otros factores que ya pueden estar presentes en nuestro organismo. La comida rápida es la estrella de las malas decisiones alimenticias en el mundo laboral, al igual que las bebidas azucaradas.

A veces, la comida es un medio para calmar la ansiedad y también una forma de compensación. Por eso, te compensas si todo sale bien o decides comer algo dulce para tener más energía y animarte a resistir esa reunión kilométrica o acabar con ese pendiente infinito.

Como hemos dicho, algunos de los síntomas del estrés laboral tienen que ver con la fatiga y el cansancio, así como la pérdida de deseo de hacer las cosas. La inactividad física nos coloca como candidatos a enfermedades como diabetes, cáncer, etc. El burnout o estrés laboral puede desencadenar depresión, obesidad, diabetes y, en algunos casos, infartos.

Mantenerse activo podría evitar el estrés laboral

Según el estudioAsociación entre síntomas de insomnio, tensión laboral y síndrome de agotamiento” publicado en París en el 2017, mantenerse activo físicamente podría prevenir el desarrollo del síndrome de Burnout. Por otra parte, hacer actividad física podría ayudarnos a mitigar los daños. Aquí algunas recomendaciones:

Te dejamos un video en nuestro canal de YouTube Método Lázaro sobre El estrés emocional o psicológico puede afectar nuestra fuerza

¡Subscríbete a nuestro boletín de noticias!

Recibirás las últimas novedades de entrenamientos y nutrición deportiva. Además de descuentos, promociones y mucho más.

Últimas entradas

crossmenu
×