Contactar

9 formas en las que la falta de testosterona está afectando tu rendimiento deportivo  

7 de septiembre de 2023

En el mundo del fitness se sabe cuán importante es la testosterona para rendir en el entrenamiento. Y es que esta hormona sexual hace mucho más fácil el camino hacia la ganancia de la masa muscular, la energía y el rendimiento en general. Por ello, en este artículo te contamos esas 10 formas en las que la falta de testosterona está afectando tu rendimiento deportivo (y quizás ni te habías dado cuenta).

Cómo la testosterona beneficia el entrenamiento

La testosterona es vital para el desarrollo y mantenimiento de la masa muscular, lo que la convierte en una aliada valiosa para atletas y entusiastas del fitness. Aquí hay algunas formas en las que la testosterona influye positivamente en el entrenamiento:

1. Aumenta la síntesis de la proteína

La testosterona aumenta la síntesis de proteínas en el músculo. Esto significa que tendremos una mejor recuperación muscular entre sesiones, lo cual, a su vez facilita el crecimiento del músculo.  

2. Tendremos más fuerza y potencia

La hormona contribuye al desarrollo de la fuerza y la potencia, lo que te permite levantar pesos más pesados y mejorar el rendimiento en deportes que requieren explosividad, como el crossfit, el HIIT.

3. Reduce la grasa corporal:

La testosterona ayuda a mantener un nivel de grasa corporal bajo, lo que es esencial para la definición muscular y un rendimiento óptimo.

4. Aumenta la densidad ósea:

Una densidad ósea saludable es crucial para la resistencia y la prevención de lesiones. La testosterona promueve el fortalecimiento de los huesos. Y si eres deportista, sí o sí necesitas huesos fuertes.

Las 10 formas en las que la falta de testosterona está afectando tu rendimiento

Muchos hombres, sobre todo a partir de los 50 años, se enfrentan a la pérdida paulatina de testosterona. Sin embargo, muchas veces no se dan cuenta o piensan que proviene de otros problemas. Aquí te contamos cómo la falta de esta hormona puede afectar tu entrenamiento:

1. Pérdida de músculo

La disminución de la testosterona puede llevar a la pérdida de masa muscular y la dificultad para ganar músculo, lo que afecta directamente la fuerza y el rendimiento. Si estás dándole todo al gimnasio y no está subiendo el músculo, quizás debas preocuparte.

2. Fatiga:

Durante el entrenamiento es normal fatigarnos, pero si notas que esta fatiga sucede todos los días y el dolor de las articulaciones se hace más pesado, puede significar que la testosterona está disminuyendo.

3. Dificultad para recuperarse:

La testosterona ayuda a producir glóbulos rojos, los cuales se encargan de transportan oxígenos a los músculos. Por tanto, si tienes menos testosterona se afecta la recuperación de los músculos. Y con poco podríamos caer en el sobre entrenamiento.

4. Incremento de la grasa corporal:

La falta de testosterona puede llevar a un aumento de la grasa corporal, lo que afecta negativamente la composición corporal y el rendimiento. Y esto porque nuestro cuerpo no está metabolizando correctamente.

5. Problemas de concentración:

La testosterona influye en la claridad mental y la concentración, por lo que la falta de esta hormona puede dificultar en el enfoque que le ponemos al entrenamiento. Recuerda lo importante que es la conexión mente-músculo.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Carles Lázaro • Entrenador - Nutricionista & Health Coach (@metodolazaro)

6. Pérdida de confianza:

Los bajos niveles de testosterona pueden afectar tu autoestima y confianza en el gimnasio o en la cancha, lo que puede tener un impacto psicológico en tu rendimiento.

7. Mayor riesgo de lesiones:

La disminución de la testosterona puede ir minando de a pocos la salud de los huesos, lo cual puede ocasionar que te lesiones repetidamente o tengas dolores frecuentes en las articulaciones.

8. Disminución de la calidad del sueño:

A estas alturas, todos sabemos lo importante que es dormir para el crecimiento del músculo y la recuperación. Sin embargo, la falta de testosterona puede traer consigo insomnio y todo ello afectar negativamente el rendimiento deportivo.

9. Menor motivación:

Esta es la peor parte, pues si notamos que subimos de peso o no ganamos músculo a pesar del entrenamiento, aunado a las lesiones, quizás baje también nuestra motivación. Y ello, sin duda, llevará abajo los objetivos deportivos.

La importancia de los suplementos de testosterona para aumentar el rendimiento deportivo

Si la falta de testosterona está afectando tu rendimiento deportivo, además de recurrir a un especialista en el tema, deberías contemplar la posibilidad de consumir ciertos suplementos.

Uno de los más consumidos es el Testo Mast, que contiene una combinación de las plantas Tríbulos Terrestris y Fenogreco, que han mostrado un impacto súper positivo en el aumento de testosterona, en el aumento de masa muscular y el bienestar.

Para saber cómo tomarlo y cada cuánto, deberías consultar con un nutricionista deportivo.

Ojo a este suplemento.

Alimentación que puede potenciar tu rendimiento

La alimentación y el deporte están íntimamente ligadas. Así que si estás sufriendo de reducción de la testosterona, te damos unos tips para estar atento a la dieta:

a. Mantén una dieta equilibrada: Asegúrate de obtener suficientes nutrientes esenciales, como proteínas, grasas saludables y carbohidratos complejos. Una dieta equilibrada es fundamental para mantener niveles de energía y apoyar la síntesis de proteínas.

b. Incluye grasas saludables: Las grasas saludables, como las que se encuentran en el aceite de oliva, aguacates y pescados grasos (como el salmón), son cruciales para la producción de hormonas, incluyendo la testosterona.

c. Consume alimentos ricos en zinc: El zinc es un mineral esencial para la producción de testosterona. Alimentos como las nueces, las semillas de calabaza, la carne magra y los mariscos son los indicados

d. Opta por alimentos ricos en vitamina D: La vitamina D está relacionada con la producción de testosterona. La exposición al sol y alimentos como el pescado graso y los huevos pueden aumentar tus niveles de vitamina D.

e. Controla los niveles de azúcar en sangre: Mantener un equilibrio en los niveles de azúcar en sangre es importante para evitar la resistencia a la insulina, que puede afectar negativamente la producción de testosterona. Limita el consumo de azúcares refinados y carbohidratos simples.

Te dejamos un video de nuestro canal de YouTube Método Lázaro sobre cómo potenciar la testosterona con el tribulus terrestris:

¡Subscríbete a nuestro boletín de noticias!

Recibirás las últimas novedades de entrenamientos y nutrición deportiva. Además de descuentos, promociones y mucho más.

Últimas entradas

crossmenu
×