Contactar

Los 3 imprescindibles en COVID persistente

23 de febrero de 2023
Cuidar el sistema inmune con COVID persistente

COVID-19, la enfermedad sufrida en la reciente pandemia vivida, provocada por el virus SARS-CoV2, veamos los imprescindibles para el sistema inmune.

La mayoría de las personas la vivimos con una sintomatología leve o moderada, sin necesidad de medicación o paso por hospitales.

Por el contrario, una parte de la población desarrolló la enfermedad en su faceta más grave necesitando atenciones médicas y hospitalarias. Y de este grupo una parte no se ha recuperado del todo.

Pueden tener efectos que se han vuelto crónicos, padeciéndolos a largo plazo, así como también puede suceder nuevos síntomas que no corresponde con la forma aguda de la enfermedad.

Hay estudios activos sobre esta sintomatología, que en ocasiones se muestra afectando diferentes órganos que puede ser provocado directamente por el virus como de una respuesta fisiopatológica.

Esto hace que los pacientes con COVID persistente tengan afecciones diferentes y con diferente intensidad, por lo que se ha de personalizar.

Pudiéndose ver afectados por enfermedad renal, encefalomielitis miálgica o más comúnmente llamada síndrome de fatiga crónica, que sean el detonante para enfermedades autoinmunes, síntomas cardíacos o digestivos.

Está siendo un reto médico y científico por la complejidad y lo variable que se puede mostrar en cada uno.

Desde aquí, sin animo de curar a nadie. Tenemos algunos consejos con el animo de ayudar mientras tanto con algunos consejos que de forma generalizada pueden ayudar a nuestro sistema inmune, al estado de animo y a que nuestro cuerpo obtenga todo lo necesario.

Una alimentación equilibrada y variada es imprescindible para nuestro sistema inmune.

Indispensable una buena alimentación para nuestro sistema inmune.

Está probado e investigado con múltiples estudios científicos de las bondades de una dieta mediterránea, equilibrada y variada.

De forma sistémica, tras estar enfermo poner el foco en nuestra alimentación favorecerá una mejor recuperación, y esto tiene especial relevancia en enfermedades sistémicas como la que hablamos.

Que nuestro plato esté lleno de vitaminas, minerales, proteínas y lípidos ayudará a nuestro organismo a reponerse y aliviar los síntomas crónicos.

Nuestro nutricionista puede guiarte en este proceso, para que sea lo más completo y optimizado para tu situación personal.

Actualmente se empieza a ver que en estos casos se pueden ver aumentadas las necesidades de Folatos, Magnesio, Vitaminas B, Triptófano y Vitamina D.

Por lo que en tu alimentación equilibrada pueden tener especial relevancia las naranjas y mandarinas. Verduras de hoja verde como las espinacas. Pescados grasos como la trucha o el salmón.

Sin olvidar los huevos, las legumbres, y los frutos secos y una ración de sol de unos 10 o 15 minutos al día.

Hidratación e interacción, imprescindibles para el sistema inmune

Ya sabemos que el agua es esencial para el cuerpo humano, es el principal componente. Además de mantener hidratadas las mucosas de ojos, nariz y boca, por ejemplo.

Algunos alimentas como los cítricos pueden resultar imprescindibles para el sistema inmune.

Debemos evitar sentir sed, ir bebiendo poco a poco a lo largo del día. Cuando tenemos la sensación de sed es un signo corporal que indica que empezamos a deshidratarnos.

Para evitar esto hay dos estrategias claras.

La primera es ir bebiendo poco a poco, además de agua podemos optar por infusiones a media mañana o tras la comida.

Las frutas y verduras también nos ayudaran en esta tarea ya que son ricas en agua.

Además si eres de las personas que le cuesta mucho beber puedes hacer gelatinas sin azucarar y tomarlas de postre.

Ejercicio físico imprescindible para el sistema inmune

El ejercicio físico es imprescindible siempre, pero en pacientes de COVID persistente cumple una faceta fundamental, ya que ayudará a mejorar físicamente, capacidad pulmonar y también funciones mentales como la niebla mental.

Haz del deporte tu mejor aliado para cuidar de tu salud

Esto no quiere decir que si no hemos hecho deporte asiduamente nada más ver la rallita positiva en el test tengamos que ponernos ha entrenar como un deportista profesional.

Un entrenador podrá guiarnos e iniciarnos o bien si ya estamos iniciados orientarnos en las actividades y ejercicios pueden favorecernos en estas circunstancias.

La actividad física es una pastilla que actúa como prevención y mejoría en estos casos.

Para la niebla mental que padecen muchas personas tras el COVID, ya que estimula la producción de hormonas que pueden ayudar a mejorar la función cognitiva.

El sistema inmunitario también se verá beneficiado, ya que se provoca cambios en los Leucocitos, anticuerpos y cortisol.

Está demostrado el efecto antiinflamatorio que tiene este sobre nuestro cuerpo con veinte minutos de actividad física moderada. Ya que genera una respuesta celular del organismo que ayuda a eliminar los procesos inflamatorios.

¡Subscríbete a nuestro boletín de noticias!

Recibirás las últimas novedades de entrenamientos y nutrición deportiva. Además de descuentos, promociones y mucho más.

Últimas entradas

crossmenu
×