Contactar

La dieta FODMAP: ¿es efectiva para tratar los trastornos digestivos?

19 de julio de 2023

Desde 2005 la dieta FODMAP, numerosos estudios han demostrado el valor de esta dieta como alternativa para personas con SII, colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn y otros trastornos intestinales (después de descartar previamente otras intolerancias o alergias).

Los siguientes alimentos están incluidos, pero no los alimentos vegetales que tienen un alto contenido de carbohidratos fermentables, como oligosacáridos, disacáridos, monosacáridos y polioles.

En algunas personas, estos ingredientes pueden pasar por el intestino grueso sin digerir y ser fermentados por bacterias, lo que puede provocar gases, hinchazón, dolor y posiblemente diarrea.

Sin embargo, un dietista nutricionista debe supervisar la dieta para prevenir las deficiencias nutricionales.

Los FODMAP se reincorporan a la dieta después de 2 a 6 semanas de su eliminación, y se monitorea la aparición de síntomas digestivos y posibles deficiencias nutricionales.

Te puede interesar Ponte en forma con el rucking, la disciplina deportiva que está ganando popularidad

Alimentos permitidos en una dieta baja en FODMAP.

Para el tratamiento del síndrome del intestino irritable (SII) y otros trastornos digestivos, se utiliza una dieta baja en FODMAP.

Algunos de los alimentos que están permitidos en una dieta baja en FODMAP se enumeran a continuación:

Recuerda que una dieta baja en FODMAP se implementa en tres etapas: eliminación, reintroducción y personalización.

Todos los alimentos ricos en FODMAP deben evitarse durante la fase de eliminación.

Los alimentos ricos en FODMAP se reintroducen gradualmente durante la fase de reintroducción para identificar aquellos que causan síntomas.

Durante la etapa de personalización se desarrolla una dieta individualizada que solo incluye alimentos que empeoran los síntomas.

La efectividad de una dieta baja en FODMAP en el tratamiento de los síntomas gastrointestinales funcionales.

Especialmente en el síndrome del intestino irritable (SII), que es común en los países desarrollados, fue respaldada por un análisis combinado de estudios realizados en 2016, que evaluó la información disponible para fecha.

Además, la diverticulitis, los síntomas gastrointestinales provocados por el ejercicio y las enfermedades inflamatorias del intestino.

Como la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn pueden beneficiarse del uso de este enfoque.

Junto con la terapia antibiótica específica, esta dieta puede ayudar a los pacientes con sobrecrecimiento bacteriano en el intestino delgado (SIBO) a experimentar menos síntomas.

Este tipo de dieta podría tenerse en cuenta además de una dieta sin gluten, incluso en personas con enfermedad celíaca que todavía tienen problemas gastrointestinales.

Te puede interesar: La fruta que ayuda en la pérdida de peso y la prevención de ataques cardíacos

Las siguientes son algunas claves de la dieta en FODMAP

(oligosacáridos, disacáridos, monosacáridos y polioles fermentables):

Efectividad en el Síndrome del Intestino Irritable (SII): Se ha demostrado que una parte significativa de los pacientes con SII experimentan una reducción de los síntomas, como dolor abdominal, hinchazón y deposiciones irregulares, cuando siguen una dieta baja en FODMAP.

Respuesta individual: cada persona reaccionará de manera diferente a los FODMAP.

Cada persona puede tener una tolerancia diferente a varios FODMAP, y no todos los alimentos ricos en FODMAP causan síntomas en todos sus consumidores.

Importancia de la personalización: una vez finalizada la fase de eliminación de la dieta baja en FODMAP, es fundamental llevar a cabo una fase de reintroducción cuidadosamente supervisada para identificar los FODMAP precisos que cada individuo debe evitar para evitar los síntomas.

Te puede interesar: La fruta que mejor se come justo antes de acostarse

Esto permite una dieta más flexible y personalizada

Es importante trabajar con un nutricionista registrado u otro profesional de la salud especializado en dietas bajas en FODMAP.

En cada etapa de la dieta, pueden ofrecer orientación y apoyo para garantizar que se consuman todos los nutrientes necesarios y se eviten las deficiencias nutricionales.

La dieta baja en FODMAPS no se sugiere como un plan de alimentación a largo plazo.

Tras la fase de eliminación y reintroducción, se debe alcanzar un equilibrio individual que incluya la mayor variedad de alimentos tolerados.

Posibles efectos en la microbiota intestinal: la restricción de algunos FODMAP puede tener un impacto en la diversidad y composición de la microbiota intestinal.

Para una mejor comprensión de este aspecto, es necesario más estudio.

En términos generales, la dieta baja en FODMAP puede ser un método útil para reducir los síntomas del SII y otras afecciones gastrointestinales, pero es crucial seguirla bajo la supervisión de un proveedor de atención médica para garantizar una implementación adecuada y reducir los riesgos potenciales.

Te dejamos un video de nuestro canal de YouTube Método Lázaro, donde te mostramos 5 alimentos que frenan el envejecimiento.

¡Subscríbete a nuestro boletín de noticias!

Recibirás las últimas novedades de entrenamientos y nutrición deportiva. Además de descuentos, promociones y mucho más.

Últimas entradas

crossmenu
×