La importancia de los probióticos y prebióticos en nuestra salud

2 de diciembre de 2023

El campo de la nutrición encierra numerosos enigmas y aspectos que requieren un estudio más profundo, y la microbiota es un ejemplo destacado. Nos referimos a la comunidad de microorganismos que reside en el interior del cuerpo humano y mantiene una íntima relación con nosotros. Esto implica que la presencia de determinados microbios está asociada a parámetros de salud, mientras que en otras especies se vincula con una mayor susceptibilidad a ciertas enfermedades. ¡Quédate a leer este artículo sobre la importancia de la microbiota y como afecta en nuestra salud!

En general, solemos centrarnos en las bacterias, ya que son la mayoría en comparación con otros organismos como virus o arqueas. Además, la microbiota que habita en el intestino, conocida como microbiota intestinal, suele ser la principal protagonista debido a su estrecha conexión con la alimentación. La mayor concentración de nuestra microbiota suele encontrarse en el colon, que es la parte más representativa del intestino grueso.

La importancia de la microbiota en nuestra salud

Durante años, se ha especulado sobre la posible influencia de la microbiota en nuestra salud, regulando ciertos factores que afectan el desarrollo de diversas enfermedades metabólicas. La conexión entre la microbiota y la obesidad ha sido un área de gran interés científico. Algunas investigaciones sugieren que una microbiota saludable está vinculada a un estado de salud óptimo.

En este contexto, estudios indican que las personas con obesidad tienden a tener un mayor número de Firmicutes en comparación con aquellas de peso normal. En cambio, una microbiota abundante en Bacteroidetes podría asociarse con una menor incidencia de enfermedades metabólicas como la obesidad. Si te preguntas qué significan estos términos desconcertantes, es importante saber que Firmicutes y Bacteroidetes son las dos divisiones bacterianas predominantes en la microbiota intestinal, constituyendo el 90% de la misma.

¿Que entendemos por prebióticos y cuál es su función?

Después de haber presentado la microbiota, es crucial familiarizarse con los protagonistas de nuestra discusión actual: los prebióticos. Estos componentes, clasificados dentro de la fibra dietética, han demostrado, mediante su consumo regular, asociarse con indicadores de salud mejorados, como beneficios cardiovasculares, aumento de la resistencia a la insulina y fortalecimiento del sistema inmunológico, entre otros.

En términos simples, los prebióticos actúan como el alimento esencial para la microbiota. ¿Cómo lo logran? Las fibras no digeribles que constituyen los prebióticos llegan al intestino grueso sin descomponerse, y es allí donde nuestras bacterias las metabolizan. De este modo, la ingesta de prebióticos se considera beneficiosa para la salud de nuestra microbiota, ya que promueve la presencia de especies bacterianas beneficiosas.

¿Qué alimentos contienen prebióticos?

Los alimentos son una fuente importante de prebióticos, principalmente presentes en frutas, verduras, hortalizas y legumbres, como ajo, cebolla, soja, avena, espárragos, pera, manzana y kiwi. Un tipo de fibra dietética relevante para la salud intestinal y el sistema inmunológico son los fructooligosacáridos (FOS), presentes en alimentos como plátanos y alcachofas. Además, la leche materna contiene galactooligosacáridos (GOS), y el almidón resistente, generado al enfriar alimentos ricos en almidón como patatas o arroz, proporciona beneficios similares a la fibra dietética debido a un proceso llamado "retrogradación" del almidón.

¿Qué son los probióticos y cuál es su uso en el intestino?

Por otro lado, los probióticos son microorganismos vivos que benefician y contribuyen a una diversidad saludable de la microbiota. Mientras que los prebióticos son compuestos inertes enmarcados dentro de la fibra dietética que alimentan a los microbios de nuestro intestino, los probióticos ya son en sí mismos microbios beneficiosos.

Algunos de los probióticos más estudiados y conocidos son los pertenecientes a la familia Lactobacillus, entre otras cosas porque algunas especies participan en el proceso de elaboración de derivados lácteos como el yogur. Concretamente, es la especie Lactobacillus bulgaricus junto a Streptococcus thermophilus quien se encarga de llevar a cabo la fermentación del yogur.

Beneficios de los probióticos al consumirlos

La certeza acerca de si algunas de estas bacterias ofrecen beneficios para la salud humana no está completamente establecida. Contrario a las expectativas, la evidencia científica actual es bastante limitada en lo que respecta a las virtudes de los diversos probióticos. En realidad, solo dos bacterias presentes en el yogur, Lactobacillus bulgaricus y Streptococcus thermophilus, han obtenido una declaración saludable validada por la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) y aprobada por la Comisión Europea, específicamente relacionada con la digestión de la lactosa.

Alimentos que contienen probióticos

Así como con los prebióticos, hay alimentos cotidianos que son naturalmente probióticos debido a la presencia de bacterias beneficiosas para la salud humana. El yogur y otros productos lácteos como el kéfir son ejemplos claros, al igual que alimentos fermentados como el chucrut, el kimchi o la kombucha. La clave para que un alimento sea considerado rico en probióticos es que no haya sido sometido a un tratamiento térmico que elimine estas bacterias beneficiosas durante su elaboración.

Recuerda que es importante trabajar con un nutricionista si deseas mantener una salud intestinal óptima mediante una alimentación planificada y personalizada.

Te dejamos un video de nuestro canal de YouTube Método Lázaro sobre "El secreto detrás de una poderosa vitamina: ¡Descubre sus asombrosos beneficios para la salud!"

¡Subscríbete a nuestro boletín de noticias!

Recibirás las últimas novedades de entrenamientos y nutrición deportiva. Además de descuentos, promociones y mucho más.

Últimas entradas

crossmenu
×