Contactar

¿Realmente la pasta engorda? Desmintiendo el mito

18 de marzo de 2023
Desmontando el mito de que la pasta engorda

La pasta engorda, la frase más repetida de la historia de la alimentación. Pero, ¿es mito o es verdad? Te contamos todo al respecto de esta afirmación.

La pasta, plato versátil donde los haya. Existen muchísimos tipos de pasta, con una enorme variedad de acompañantes. Pero, cada vez es más habitual escuchar “No, yo no pido pasta que engorda mucho”.

Recientemente un estudio realizado en Pozzilli, Italia, por el Departamento de Epidemiología del Instituto Neurológico Mediterráneo, demuestra que no es así.

Se ha publicado en la prestigiosa revista Nutrition and Diabetes, informa que el estudio concluye que además de no engordar, el consumo de pasta de forma moderada se relaciona con una menor obesidad.

En el estudio han participado 23.000 personas, y mediante los datos antropométricos han podido observar que un consumo de pasta de acuerdo a las necesidades individuales contribuye a un IMC saludable, ha destacado George Pounis, el autor principal del estudio.

Seleccionar siempre pasta de trigo integral

Cuando vayamos a comprarla, ¿Qué tener en cuenta para comprar una buena pasta?

Muchísimas opciones de pasta en el mercado, y claro no sabes qué has de mirar.

Pues lo primero es no dejarte guiar por lo que digan los carteles llamativos y coloridos, sino que hay que mirar en la parte trasera del paquete y leer el etiquetado.

Donde se nombran los ingredientes de la pasta, debemos ver que el primer ingrediente es integral, eso quiere decir que conserva el grano con todas sus partes.

Así es, la pasta integral de verdad y no solo la que dice en el frontal que es integral será interesante.

Vale, hemos visto que “la pasta engorda” es un mito. Pero, ¿Qué hay de la pasta fresca?

La pasta fresca, o al huevo, en muchas ocasiones nos la presentan como mejor opción que la pasta seca. Aunque esto no es del todo cierto.

Siempre dejando un poco de lado la parte organoléptica, y mirando la parte nutritiva y calórica podemos ver lo siguiente:

Encontrar en el lineal de una gran superficie una pasta fresca que esté compuesta por sémola integral es casi imposible.

Así que en este caso, nutricionalmente apenas tiene aportes interesantes y deberás valorar entre la parte organoléptica, que sí se valora mucho y la parte nutritiva.

Quizá tenga cabida de una forma muy esporádica.

La pasta fresca es interesante al paladar pero no nutritivamente

¿Qué factor es el que hace que la afirmación, la pasta engorda, sea cierto?

La pasta por si sola ya hemos visto que no engorda, de echo ningún alimento por si solo engorda, se requiere la suma de ciertos componentes para hacernos engordar.

En el caso de la pasta integral, por cada 100gr contiene unas 350 Kcal. Prácticamente las mismas que la pasta normal.

La ración para una persona adulta suelen ser unos 70 gramos en crudo, que ya hace un plato bien completo.

Por lo que si hacemos los números, solo mirando la pasta serían unas 245 Kcal.

¿Qué es lo que hace subir de forma rápida y exponencial estas calorías?

Las salsas, ellas son las culpables de pasar a este plato a no ser equilibrado.

Si se le añaden nada, carnes muy procesadas, embutidos y demás. No es que engorden, es que además nutritivamente son recetas poco completas.

¿Cómo preparar un buen plato de pasta que además de que no sea prohibitivamente calórico, sea muy nutritivo?

Nuestro nutricionista te desvela todos los pasos que has de tener en cuenta.

PRIMERO: Prepara una salsa casera sabrosa y nutritiva. Puedes hacer un sofrito con cebolla, ajo.

Y aquí es donde viene uno de los secretos, vuélvete loco añadiendo vegetales.

Una muy buena opción para añadirle a ese sofrito es añadir unas setas de temporada, perejil y si te gusta con un tomate triturado puedes hacer una gran salsa. Aceite de oliva virgen extra, sal, orégano y si estás osado un poco de guindilla que le de ese toque picante.

SEGUNDO: Elige una buena proteína para añadirle a esta salsa. La que prefieras, desde soja texturizada (con la que podrías hacer una falsa boloñesa casera muy equilibrada) pasando por atún o incluso algo de carne picada.

En el caso de elegir la carne picada, es preferible ir a la carnicería y que te piquen el trozo de tu agrado a comprarla en los envases preparados. Ya que tú podrás elegir un trozo más magro.

Vuélvete loco añadiendo vegetales en tus preparaciones de pasta

TERCERO: Ahora ya puedes cocer la pasta integral que hayas elegido. Revisa en el paquete el tiempo de cocción y calcula bien la ración para cada persona, si es necesario pesándolo.

Ya que en muchas ocasiones tirarla directamente del paquete a la olla hace que cocinemos de más, y por lo tanto en muchas ocasiones comiendo de más también.

CUARTO: Poner agua a hervir, añadir sal. El aceite no es necesario, ya que si lo ponemos después nuestra salsa resbalará y no se integrará bien.

Poner la pasta a hervir el tiempo que marque el paquete y escurrirla para cortar la cocción.

Y ya es el momento de mezclar, salsa, proteína y pasta.

RESUMEN: de esta forma tendremos un plato donde una parte es la salsa donde abundan los vegetales, una parte de proteína y una parte de pasta de cereal integral.

No debemos abusar de ella, pero de esta forma podemos hacer que comer un delicioso plato de pasta forme parte de nuestra rutina alimentaria y que no nos sintamos mal o pensemos que vamos a engordar por comer un plato de pasta.

¡Subscríbete a nuestro boletín de noticias!

Recibirás las últimas novedades de entrenamientos y nutrición deportiva. Además de descuentos, promociones y mucho más.

Últimas entradas

crossmenu
×