Contactar

Verduras para adelgazar fácil.

17 de febrero de 2023
Adelgazar con verdura

¿Es imprescindible incluir verduras para adelgazar?

No es obligatorio, pero incluirlas nos ayudará enormemente en nuestro objetivo, así como tampoco hemos de perder de vista la cantidad de micronutrientes que nos aportan.

Hacer una ingesta de verduras a mediodía y otra en la noche nos ayudará a mantenernos saciados incorporando muy pocas calorías, y será mucho más sencillo ser constantes con la dieta y ver el resultado de la perdida de grasa.

Además disfrutaremos de todos los beneficios que estas proveen a nuestro organismo.

Sabrosa brocheta de verduras.

Ya que cuentan con vitaminas, minerales, antioxidantes, y fibra.

El conjunto de todo ello nos ayudará a mantenernos sanos, ya que la perdida de peso el cuerpo lo interpreta como una agresión y estos aportes fortalecerán el sistema inmunitario.

Por si pareciera poco todo lo que he enumerado hasta ahora, también nos ayudarán a a prevenir otras enfermedades, al tener menos factores de riesgo.

Como la diabetes tipo 2, enfermedades cardíacas o la degeneración macular.

Ingerir dos veces al día una ración de verduras, hará que mientras adelgazamos nuestra piel se sienta protegida además de elástica y se notará la diferencia en ella tras la perdida de pedo.

Las verduras nos ayudarán a mantenernos hidratados, y con sus abundantes fitonutrientes y Vitamina C prevendrán el daño celular que causan los radicales libres, que generan el estrés oxidativo y el envejecimiento.

Ahora que ya tenemos claros los motivos por los que incluir verduras en nuestras comidas siempre, pero más aún en una dieta de perdida de grasa.

¿Qué pasa si no me gustan las verduras, como incluirlas para adelgazar?

Pues no pasa absolutamente nada, hay diferentes estrategias que puedes utilizar para acostumbrar a tu palar y que terminen gustándote.

Dales una oportunidad, que seguro no te decepcionarán. Te explicamos algunas formas de incluirlas y también puedes consultar a tu nutricionista.

Formas sencillas de comer más verduras

Lo primero que debemos hacer es descubrirlas. La mayoría de personas conoce dos o tres tipos, que además suelen coincidir con las que no les gustan y ya les han declarado la guerra.

Pero nada más lejos de la realidad, existen muchísimos tipos de verduras y si eso lo multiplicamos por diferentes formas de prepararlas nos encontramos con un abanico amplio de opciones.

Que además si lo volvemos a multiplicar por la inmensidad de acompañamientos, especias, aliños que les podemos poner…

Con todo esto acabamos de abrir tus ojos a un mundo nuevo, y seguro que algunas combinaciones te gustarán.

Está bien, no te abrumes. Lo único que has de hacer es tener un poco de paciencia y empezar a probarlas.

Una buena estrategia es ir al mercado y traer varias verduras, pero en pequeñas cantidades.

Prepararla de diferentes formas, con diferentes cocciones y diferentes acompañamientos y aliños.

Ensalada

Una vez que tengamos todo esto probarla una a una, y la receta que más apetitosa te resulte guardártela.

E ir haciendo poco a poco esto con diferentes tipos. Recuerda que a más colorido sea el plato más diversidad de nutrientes y también más atractivo a la vista.

Y por último, para facilitarte la tarea un poco más, te dejamos algunas combinaciones muy sabrosas y sencillas que funcionan muy bien, para que sea sencillo empezar este camino.

Las ensaladas son todo un clásico para adelgazar. Pero ojo que no nos referimos a un plato lleno de lechuga y tomate, que podría aburrir a cualquiera. Prueba esta idea.

De fondo puedes elegir diferentes tipos de lechugas, incluso espinacas baby que dan un sabor y textura diferente.

Acompañar con algo de fruta también suele ser buena idea. Unos arándanos, o gajos de naranja.

Y si añadimos también unos pistachos y queso feta, tendremos una ensalada griega fabulosa.

Alíñala con sal, aceite virgen extra y vinagre de Jerez.

Si estás pensando que está bien la idea, pero que estamos en invierno y las ensaladas no apetecen.

No pasa nada, tenemos más ideas. El wok también es una gran opción.

Es una cocción rápida y corta que preserva todos los nutrientes de las verduras, ya que no deja de ser un salteado.

Como hacer un wok.

Podrías preparar uno con unos dientes de ajo, cebolla tierna, pimientos de colores y champiñones.

Lo sazonas todo con sal, aceite de oliva virgen extra, perejil, semillas de sésamo tostadas y pimienta negra molida al gusto.

Y la última idea que representa una gran opción para personas con poco tiempo, son los purés.

Compartiré contigo mi famosa recepta de puré de calabacín, que es algo muy sencillo y lleno de sabor.

El truco está en no cocer los calabacines en 2 litros de agua, sino que pocharemos cebolla y calabacín a partes iguales y después añadiremos 1 vaso de caldo de verduras. Cocemos, añadimos queso tierno, sal, pimienta y aceite de oliva virgen extra.

¡Espero que disfrutes el proceso de incluir verduras en tus menús!

¡Subscríbete a nuestro boletín de noticias!

Recibirás las últimas novedades de entrenamientos y nutrición deportiva. Además de descuentos, promociones y mucho más.

Últimas entradas

crossmenu
×