Contactar

Los garbanzos: proteínas y otros beneficios para la salud

28 de octubre de 2023

Además de ser uno de los ingredientes estrella de la cocina española, debido a su textura, sabor y forma, los garbanzos destacan también por su aporte de proteínas, grasas, fibras y otros beneficios que lo convierten en un alimento saludable y nutritivo.

Si nos atreviéramos a diseñar un perfil humano del garbanzo, este sería el de una persona de aspecto saludable, siempre jovial, atento y que se adapta a todos los climas y territorios.

El garbanzo es una de las legumbres más consumidas por los españoles, por encima incluso de las lentejas y alubias, de acuerdo al Informe del Consumo de Alimentación en España, publicado en el 2022.

En España se le puede apreciar y saborear en platos como hummus, ragú, falafel, el clásico Ropa Vieja, en la ensalada mediterránea y en gran variedad de guisos y sopas. Si damos un salto geográfico a través del planisferio, en la comida de la India el garbanzo entra a tallar en los currys y dahls.

Así como es alabada por su sabrosa incursión en diversas exquisiteces culinarias, los garbanzos brillan por su extraordinario aporte en el rendimiento de aquellos que hacen deportes, ejercicios, carreras de larga distancia, entre otras actividades físicas.

Te puede interesar: Beneficios de las legumbres en la dieta del deportista

Proteínas y otras propiedades del garbanzo

Los garbanzos proporcional al ser humano un elevado contenido en fibra y almidón. Aportan entre 12,2 y 15 gramos de fibra (soluble e insoluble) por cada 100 gramos.  

Asimismo, la fibra de esta legumbre impacta positivamente en el nivel de glucosa presente en el flujo sanguíneo, ayudando en el control de la glucemia. Igualmente, ayuda a prevenir la diabetes tipo 2 y reducir los niveles de triglicéridos.

Te puede interesar: ¿Cómo realizar la dieta mediterránea para perder peso?

Falafel es uno de los platos más solicitados en todo el mundo y está preparado con garbanzos.

La proteína bendita del garbanzo

Otra de las bondades del garbanzo es su contenido de proteína. Esta mantiene los músculos en buen estado, poniéndolos a punto para afrontar duras sesiones de entrenamiento o una intensa competencia deportiva.

Su alta cualidad proteica repara los músculos de manera rápida después de sufrir daños a consecuencia, por ejemplo, de un larga y extenuada carrera, los golpes en un partido de fútbol o un entrenamiento a todo ritmo e intensidad.

Por otro lado, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) señala que las proteínas de los garbanzos son ideales para las personas que han decidido seguir el camino del veganismo y vegetarianismo.

Te puede interesar: ¿Qué suplementos que debo tomar para definir mis músculos?

Garbanzo reparador de tejidos

Si hay una razón para sacarse el sombrero delante del garbanzo es su función antiinflamatoria, la cual, tal como su nombre lo indica, reduce la inflamación de músculos y articulaciones, después de la práctica deportiva.

Tras una sesión o jornada deportiva intensa o un duro entrenamiento, el cuerpo necesita renovarse lo más pronto posible para volver a la carga. Por ello se aconseja que la dieta del deportista incluya esta leguminosa, siempre bajo la supervisión de un nutricionista profesional.

Su poder antiinflamatorio hace del garbanzo un asistente eficaz en la recuperación de un futbolista.

Garbanzo para dormir mejor

El garbanzo contiene triptófano, un aminoácido que el cuerpo requiere para producir y mantener en buen estado proteínas, músculos, neurotransmisores y hormonas, entre otros.

De acuerdo con Medline Plus, el cuerpo hace uso del triptófano para melatonina y serotonina. La primera melatonina regula el sueño y vigilia, mientras que la segunda actúa sobre el estado de ánimo, el apetito, el dolor y el sueño.

Te puede interesar: 6 razones por las que dormir bien pueden ayudarte a bajar de peso

Componente vitamínico del garbanzo

Entre sus componentes más importantes, el garbanzo resalta por ser un gran abastecedor de calcio, fósforo, vitaminas del grupo B y hierro.

Todo este batallón vitamínicomineral (si cabe el término) contribuye a la buena función del sistema circulatorio, muscular y nervioso.

¿De dónde sale la energía del garbanzo?

Para la práctica de cualquier deporte o ejercicio, se necesita realizar constantes cargas y recargas de energía, la misma que será proporcionada por alimentos con altos nutrientes.

El garbanzo se pone en la fila de esos alimentos energéticos, debido a su riqueza de hidratos de carbono complejos, es decir, aquellos que llevan consigo los nutrientes que el cuerpo requiere para, por ejemplo, correr cada mañana o completar las rutinas en el gimnasio.

¿Quiénes no deberían comer garbanzos?

De acuerdo a estudios de la Universidad de Michigan (Estados Unidos), las personas que padecen de síndrome de intestino irritable u otros trastornos digestivos similares, deberían abstenerse de consumir garbanzos.

Y es que por más ricos nutrientes que posea, el garbanzo suele ser difícil de digerir por sus oligosacáridos fermentables, causantes de flatulencia y malestar gastrointestinal.

Igualmente, las personas con tendencias alérgicas a legumbres como los cacahuetes tendrían que moderar su consumo.

Finalmente, se desaconseja consumir garbanzos a aquellos que se encuentran en tratamiento médico anticoagulante. La vitamina K, componente de esta legumbre que ayuda a formar coágulos y detener sangrados, podría interrumpir dicho tratamiento.

Te puede interesar: Vitamina K y sus beneficios

En todo caso, se debe consultar con un nutricionista profesional para una mejor orientación sobre el consumo de garbanzos, en especial, si haces deportes o ejercicios con mucha frecuencia.

Te dejamos un video de nuestro canal de YouTube Método Lázaro sobre: Alimentos veganos poderosos en proteínas.

¡Subscríbete a nuestro boletín de noticias!

Recibirás las últimas novedades de entrenamientos y nutrición deportiva. Además de descuentos, promociones y mucho más.

Últimas entradas

crossmenu
×