Cómo motivarte para hacer ejercicio

26 de abril de 2016
Motivación para hacer ejercicio

Esta es una de las dificultades con las que muchas personas se encuentran cada día. Nos apuntamos al gimnasio, compramos todo el equipamiento pero a la hora de la verdad, unas semanas después dejamos de lado esta nueva rutina y acabamos abandonando lo que creíamos que iba a ser nuestro nuevo estilo de vida. Es evidente que necesitas motivación para hacer ejercicio.

Es fácil dar el paso con el subidón de emoción por comenzar: La vuelta de las vacaciones, principios de año, preparación para el verano, …. Pero, los verdaderos momentos en que necesitarás motivación para hacer ejercicio serán aquellos días en que tengas la bolsa preparada pero tu mente te juegue una mala pasada y te anime a quedarte en casa o hacer otros planes.

Algunos consejos como mantener la motivación para hacer ejercicio siempre alta

Ponte objetivos realistas y progresivos

Si tu primer reto es bajar 20 kilos probablemente te desmotives a los pocos días cuando veas que no te has acercado ni a un 10% de lo que querías conseguir. Piensa primero en pequeños pasos, aguantar más tiempo haciendo un ejercicio, sentirte más cómodo/a corriendo, etc

Márcate pequeños retos

Aumentar el número de repeticiones, mejorar tu resistencia en los entrenamientos.

Sugestión para la motivación para hacer ejercicio

Una forma de motivación para hacer ejercicio es visualizar los resultados, márcate dónde quieres llegar y piensa en tu objetivo cada vez que estés a punto de saltarte un entrenamiento.

Disfruta del entrenamiento y post-entrenamiento y revívelo

Piensa en la sensación que sientes después de entrenar. Satisfacción, energía, relajación, vitalidad, etc. Recuerda aquello que sientes cuando vas a entrenar y aprovéchalo a tu favor para motivarte.

Cuenta con una ayuda extra

Si lo has intentado muchas veces y no has conseguido seguir una rutina de entrenamiento por tu cuenta, quizás necesites un pequeño empujón desde el exterior. Con la ayuda de un entrenador personal tendrás un extra de motivación en cada entrenamiento, ayudándote a dar lo mejor de ti sin que casi te des cuenta.

Conclusión

Marcar objetivos, visualizar resultados, disfrutar del entrenamiento y contar con un entrenador personal son algunas de las claves para que tu motivación nunca decaiga. ¿Cuándo es tu próximo entrenamiento?

Últimas entradas

crossmenu