, ,

Nutrición ortomolecular

Nutrición ortomolecular

La nutrición ortomolecular es la nutrición del futuro. La nutrición ortomolecular es una modalidad de terapia natural en la cual se realiza un trabajo de investigación para conocer y determinar la causa o el origen de una posible disfunción. Esta disfunción puede que nos afecte a la salud o bien que no nos permita conseguir nuestro rendimiento óptimo.

¿Cómo podemos aplicar la nutrición ortomolecular?

A través de la bioquímica y de conocer conocer cómo funciona el organismo, podemos ofrecer la excelencia en cuanto a la nutrición profesional, aportando las moléculas que nuestro organismo necesita para facilitar que todas las reacciones bioquímicas se lleven a cabo correctamente.

No podemos empezar la casa por el tejado y ofrecer a nuestros pacientes programas nutricionales si no conocemos su estado real, a nivel fisiológico y bioquímico. Es decir, no podemos jugar a ser adivinos proporcionando un programa nutricional con suplementación, sin antes realizar un diagnóstico y una valoración global totalmente personalizada. Esto se logra a través de varias pruebas, como analíticas específicas, que determinarán las deficiencias nutricionales de nuestros pacientes y cómo debemos realizar el abordaje nutricional profesional.

Independientemente de cuál sea la patología, disfunción que afecta a la salud o al rendimiento, siempre viene precedida por una alteración metabólica. Por lo cual, la nutrición ortomolecular puede ayudar a mejorar la salud y el rendimiento, siempre y cuando se realice de manera profesional basándose en análisis y evidencias científicas.

Pruebas necesarias para hacer una valoración nutricional

Las pruebas que utilizamos para realizar la valoración nutricional y poder implementar un adecuado plan de nutrición ortomolecular son:

  • Analizador corporal multifrecuencia: permite conocer el índice de masa corporal y muscular, el % de grasa corporal, grasa visceral, % de agua, metabolismo basal, agua intracelular, masa ósea, etc.
  • Antropometría: a través de perímetros, pliegues y diámetros obtenemos datos más exhaustivos que los anteriormente comentados.
  • Test de Kovacs: permite valorar el estado de la flora intestinal.
  • Prueba de orina: detección de posibles anomalías que pueden aparecer en la orina: Ph, vitamina C, proteínas, grado de hidratación, leucocitos etc.
  • HLBO: estudio metabólico sanguíneo: procesos de oxidación, alteraciones circulatorias etc.
  • Mineralograma: determina el estado nutricional y la exposición crónica a metales pesados, así como alteraciones en rutas metabólicas.
  • Aminoacidograma: permite evaluar los aminoácidos, así como metabólitos intermedios y fosfolípidos.
  • Ácidos grasos en eritrosis: análisis exhaustivo de las familias de ácidos grasos que se consumen en la dieta y su impacto, positivo como negativo, en la salud de las personas.

¿Qué esperas? Anímate a empezar con nosotros!

4 comentarios
    • entrenadorpersonal
      entrenadorpersonal Dice:

      Si Claudia, escribiremos próximamente más sobre Nutrición Ortomolecular, creemos que es un tema muy amplio y aporta beneficios para nuestra salud.
      Saludos

      Responder
    • entrenadorpersonal
      entrenadorpersonal Dice:

      Qué bueno Eva, nos alegra que os guste el blog! Pronto iremos compartiendo más contenido relacionado.

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *