5 trucos psicológicos que todos podemos usar para perder peso

9 de septiembre de 2023

Tu mente puede sabotear todos tus esfuerzos para perder peso. Deja de escuchar a esa voz que te hace inventar excusas para ejercitarte o comer sano. Estos sencillos trucos psicológicos te ayudarán a evitar esos bloqueos que pueden traer abajo todos tus esfuerzos. Ponerlos en práctica es facilísimo. Todo está en la mente.

Perder peso usando la psicología

La psicología es la mejor amiga de quienes quieren perder peso transformando no solo su imagen, sino también su interior. Según la Asociación Americana de Psicología (APA), un psicólogo puede ser un actor clave para conseguir perder peso o controlarlo. 

Cuando se trata de adelgazar hay muchas cosas que surgen en el proceso como:

Importante. El acompañamiento psicológico junto con un nutricionista profesional puede ser lo que necesitas para seguir avanzando en tu proceso de pérdida de peso.

5 trucos psicológicos que son muy fáciles de aplicar para perder peso

1. Acepta que la transformación no será fácil

Hay muchos discursos motivadores que parten de la idea de que ejercitarse y empezar una dieta será fácil. Es mucho mejor partir de la verdad. La verdad es que no será fácil. Habrá días que no serán productivos o que caeremos en la tentación de comer demás. Pero ¿sabes qué? hay una frase que dice que “ser mejor equivale a haber cambiado muchas veces”. Prepárate y recuérdalo todos los días.

2. Prepara tu mente para el fracaso

No pienses que por abandonar la dieta unos días ya no podrás retomarla. No dejes que el miedo o la pereza te paralicen y tomes la cómoda salida de tirar la toalla. No seas perfeccionista. Si eres consciente de que el proceso no será fácil, también debes asumir que habrá fracasos. ¿Qué harías ante una situación así? Busca apoyo. Si tienes un entrenador personal que te ayude puede ser ese soporte que tanto necesitas.

3. Piensa en pequeños retos cotidianos para perder peso

Si no te gusta tomar agua, empieza a tomar 1 o 2 vasos diarios por un par de semanas. Camina más y usa menos veces el ascensor por unos días. Luego, sube el nivel del reto. Es importante (y gratificante) sentir que podemos superar y ganar estos desafíos. A veces, las grandes metas se alcanzan con pasos muy pequeños y cuando menos te des cuenta habrás andado un gran trecho. Vive un día a la vez.

Ganar los pequeños retos cotidianos nos ayudan a bajar de peso.

4. Imagina que bajar de peso es una inversión

Empezar esa dieta o un plan de entrenamiento no es un sacrificio doloroso. Piensa que es una inversión que te llevará a alcanzar tu bienestar. ¿Cómo te imaginas de aquí a 10 años? Hoy estás invirtiendo en un futuro más saludable. Si prefieres, imagina cuánto dinero ahorrarás en gastos médicos en el futuro. ¿Suena mejor? Recuérdalo cada vez que estés por abandonar tu rutina de ejercicios o pretendas abandonar la dieta.

5 Haz un compromiso público

Para crear un sentido de responsabilidad que te ayude a bajar de peso te animamos a hacer un compromiso público para ser una persona más activa (puedes hacer un video o hacer una publicación en una red social). Algún amigo o familiar puede actuar como testigo. Comprometerte en público puede ser el empujón para seguir adelante.

Bonus track: creencias que (también) debemos olvidar

Te dejamos un video de nuestro canal de YouTube Método Lázaro sobre No pongas excusas ¡Mira esta señora como lo hace!

¡Subscríbete a nuestro boletín de noticias!

Recibirás las últimas novedades de entrenamientos y nutrición deportiva. Además de descuentos, promociones y mucho más.

Últimas entradas

crossmenu
×