Running: ¿Cuándo pueden empezar a correr los niños?

31 de octubre de 2023

El running es un deporte que se ha puesto tan de moda, que, incluso, niños y niñas quieren empezar a correr largas distancias. Te contamos cuándo los pequeños de la casa pueden empezar a practicar este deporte y qué medidas tomar para que correr les genere beneficios y no lesiones.

A cualquier edad hacer ejercicios o practicar deportes trae bienestar y múltiples beneficios para la salud en general. En los niños, con mucha mayor razón, el deporte y el juego son elementos fundamentales de su desarrollo y crecimiento, tanto mental como físico.

Sin embargo, la dinámica de algunos deportes como el running hace que deban ser practicados por los niños con precaución y supervisión de los padres. La razón es que no solo se trata de salir a la calle y correr. Implica otros factores que a determinada edad hay que considerar.

Empezar a correr y hacer running con la familia

Como ya dijimos, desde su aparición el running se ha expandido tanto que se ha convertido en un deporte de moda en casi todo el planeta. Se pueden ver a familias completas -adultos, jóvenes, niños y hasta adultos mayores- vistiendo ropas deportivas y corriendo en maratones o media-maratones.

Por supuesto que correr acompañado de toda la familia significa pasar un momento grato y de mucha unión, aunque ello no exceptúa tomar ciertas precauciones y cuidados cuando los niños son protagonistas de estas carreras extensas.

Te puede interesar: Plan para correr 10 km si eres principiante en el running

A continuación te damos algunas pautas y recomendaciones sobre la edad más apropiada que tu pequeño o pequeña puede empezar a correr y convertirse, más adelante, en un runner destacado.  

1. Si el running es tu pasión, disfrútalo al máximo. Si deseas que tu hijo o hija siga tu senda, no los obligues si es que no tienen mucho interés más que el pasar momentos divertidos.

El running, como cualquier otra disciplina deportiva, debe ser voluntaria y practicada de corazón, no impuesta. Recuerda: tú haces running feliz y motivado, tus hijos también deberían sentir lo mismo.

2. A los 5 o 6 años de edad, la estructura corporal de un niño está en pleno desarrollo, así como sus huesos y músculos aún no están preparados para dar pisadas repetitivas, por lo que podría lesionarse en caso de recorrer distancias no acordes con su físico. Además, a esas edades, el juego debe primar sobre la competencia.

Jugar a las carreras a los 5 o 6 años. Más adelante, si se dan las condiciones, vendrán las competencias.

3. En niños, la reserva de glucosa aún no es suficiente como para soportar el ritmo de una carrera. De igual manera, es imposible comparar la fuerza muscular que se tiene a corta edad con la de un adulto.

Te puede interesar: Consejos para aumentar tu resistencia en el running

4. Si las carreras son el deporte favorito de tu hijo o hija, y le ves condiciones a desarrollar, entonces tómalo con calma y considera las siguientes recomendaciones sobre cómo podrías actuar en cada etapa de su vida.

Se aconseja que corra distancias cortas, de máximo 1 kilómetro y en tramos pequeños con descansos. Hazle compañía siempre y traten de tomarlo como un juego. Ideal sería si las sesiones pueden hacerlas en diferentes lugares para que haya variedad, novedad y diversión.

Entre estas edades podría ya entrenarse de forma ligera y en tiempos cortos. Al tener mucha energía es importante enseñarle a reservar y dosificarla para que pueda aplicarla durante una carrera más adelante.

A esta edad las distancias se incrementan. Puede llegar hasta 5 o 6 kilómetros dependiendo de sus condiciones físicas. No sería mala idea que participe en minimaratones para que sienta el ambiente de la competencia.

5. A medida que el niño o niña crece, va experimentando algunos cambios físicos. Recuerda que cada persona es diferente y que no todos están hechos para el deporte. A cierta edad puede destacar en una disciplina, pero al año siguiente modificar sus preferencias y gustos.

Te puede interesar: Running: pierde peso corriendo con estos 4 entrenamientos

6. No solo para cuando tu hijo o hija desee practicar running, sino para cualquier deporte o actividad física que quiera realizar, un médico general debe evaluarlo para ver el estado de su corazón, su sistema respiratorio, entre otros órganos vitales.

7. Si tu hijo o hija adolescente empieza a participar en competencias, ocúpate de que tenga las zapatillas más apropiadas. Estás deben ser cómodas, darle estabilidad, reacción y amortiguación. Tener en cuenta, asimismo, su tipo de pisada, así que llévalo con un podólogo o algún especialista. Si no tienes ese dato, cómprale una zapatilla de pisada neutra.

Te puede interesar: Top 5 de las mejores zapatillas de running

8. La idea de apoyar a tu hijo o hija en la práctica del running es inculcarle la disciplina que debe seguir para hacer este deporte y sobre los límites a los que puede llegar. Debe aprender a ganar, pero también a perder, así como a analizar sus propias características, debilidades y fortalezas.

Te dejamos un video de nuestro canal de YouTube Método Lázaro sobre: ¿Quieres perder peso de forma efectiva? Los ejercicios cardiovasculares son una excelente opción.

¡Subscríbete a nuestro boletín de noticias!

Recibirás las últimas novedades de entrenamientos y nutrición deportiva. Además de descuentos, promociones y mucho más.

Últimas entradas

crossmenu
×