Contactar

La conexión entre la testosterona, el sexo y el entrenamiento

2 de marzo de 2023
La conexión entre la testosterona, el sexo y el entrenamiento

La conexión entre la testosterona y la agresión, el sexo y el entrenamiento, Si no te hubiera llamado la atención la controversia en torno a la relación entre la testosterona y el crecimiento muscular, que abunda entre los deportistas, no habría nada en particular.

Aquí, haremos un esfuerzo por explicar la conexión entre la testosterona, el sexo y el ejercicio.

En este orden de cosas, cuestiones como si la actividad sexual repercute en el rendimiento deportivo o si abstenerse de actividad sexual nos ayuda a ser más agresivos y mejorar nuestro entrenamiento están a la orden del día.

Si son un mito o no, esto también es cierto.

Índice

Algunas ideas sobre entrenamiento, testosterona y sexo

Actividad sexual frecuentemente como signo de libido

¿Cómo cambian las hormonas durante la actividad sexual?

¿Yoga + sexo?

Aquí están los resultados

¿Por qué están relacionados la agresión, la testosterona y el gimnasio?

Esta es la premisa del desafío

¿Es aplicable al gimnasio?

Las conclusiones sobre la testosterona son las siguientes

Finalmente

Algunas ideas sobre entrenamiento, testosterona y sexo

Si vas al gimnasio con frecuencia, es probable que te hayas planteado cuestiones como: ¿El sexo interfiere con mis entrenamientos? o ¿Tener relaciones sexuales a menudo tendrá un impacto en mi capacidad para ganar masa muscular o desempeñarme bien en los deportes?

En el caso de deportistas de élite que se encuentran justo antes de la competición, preguntas como estas son especialmente cruciales.

Pero independientemente de la edad, el género o el nivel de actividad física, el sexo y su impacto en los niveles de testosterona pueden tener un impacto en cualquier atleta.

Lo primero que te puede interesar es que los jóvenes deportistas masculinos son los que más les preocupan.

Aunque el grupo femenino no es inmune a los efectos de los cambios hormonales provocados por el sexo y la masturbación, parece que para las mujeres este es un tema que causa menos dolores de cabeza.

Ya es consciente del hecho de que muchos atletas deciden renunciar a tener relaciones sexuales antes de un evento deportivo porque creen que afectará negativamente su rendimiento.

Podemos usar a Mohammed Ali como uno de los ejemplos más llamativos para cumplir este propósito.

El campeón de boxeo reveló en una ocasión que dejaba de tener relaciones sexuales hasta seis semanas antes de una pelea, un tiempo significativo porque estaba seguro de que su abstinencia aumentaba su agresividad y le permitía desatarla durante el combate.

Actividad sexual frecuentemente como signo de libido

Ser consciente de que el sexo es un aspecto importante y necesario de la vida que además es muy natural no requiere ser un lince. Según numerosos estudios, la calidad de vida de los hombres equivale a estar satisfechos en sus relaciones sexuales.

Si considera que hay evidencia de que las fantasías sexuales asaltan a los hombres una vez cada cinco minutos, y eso es una posibilidad remota, entonces este dato no es inusual.

Se sabe que los niveles más altos de libido ocurren en los hombres entre los 20 y los 27 años, mientras que alcanzan su punto máximo en las mujeres entre los 30 y los 35 años.

Sin embargo, ¿a qué edad comienza a disminuir la libido?

Habiendo dicho eso, es intrigante ver cómo se correlacionan los altos niveles de libido y testosterona. Esto significa que quien los tenga puede tener una ventaja en el gimnasio, ya que los niveles de testosterona en el cuerpo son un buen predictor de la capacidad para construir masa muscular magra.

Como resultado del análisis realizado hasta ahora, podemos decir que si notamos una caída en nuestro normal nivel de libido, debemos pensar en cuánto podría afectar eso a nuestra capacidad para desempeñarnos bien en la sala de pesas o en deportes de potencia o fuerza.

Use esto como una ilustración para mostrar que es más probable que el estrés, la falta de sueño o la comida sean las causas de la disminución típica de la libido que los problemas en las relaciones.

¿Cómo cambian las hormonas durante la actividad sexual?

Discutiremos el comportamiento sexual desde dos perspectivas para analizar este problema.

El orgasmo se puede caracterizar como una liberación de tensión que implica la liberación de varios neurotransmisores, incluidos los opioides, los cannabinoides, la dopamina, la serotonina y la norepinefrina.

La conversión del control muscular suele ser espasmódica e involuntaria.

Ahora es el momento de hablar sobre el cortisol, una hormona bien conocida que está particularmente asociada con el sexo y el ejercicio.

Los niveles en sangre de esta sustancia, también conocida como "hormona del estrés", aumentan durante la actividad sexual, provocando excitación y activación del SNC.

El objetivo principal de esta fase es llevar a sus niveles basales todas las hormonas que logran provocar un sentimiento de felicidad y emoción.

La prolactina y la oxitocina se liberan en grandes cantidades a la sangre en el caso de hombres y mujeres, respectivamente, para lograr esto.

Ambas hormonas, cada una en su propio nivel, tienen efectos que dan como resultado una disminución de la libido, así como modificaciones en el estado de ánimo, el sueño y los dolores de cabeza, pero lo más importante, para la parte de interés de este análisis, es una disminución de la testosterona.

Esto nos da curiosidad sobre la duración de este período refractario para ver si puede afectar el entrenamiento.

En primer lugar, es importante tener en cuenta que no hay muchos estudios sobre el tema, y ​​los pocos que existen sugieren que se necesitan de 3 a 4 horas para alcanzar los niveles basales, dependiendo de una variedad de factores, que incluyen la duración y la intensidad de la el acto sexual.

¿Yoga + sexo?

Esta asimilación puede al menos caracterizarse como curiosa.

Como era de esperar, la comparación de las dos actividades fue el foco de uno de los estudios más completos jamás realizados sobre el tema.

Para hacer esto, se ejecutaron tres veces una serie de lo que podría denominarse "pruebas de rendimiento".

basal en su estado típico.

después de una sesión de yoga de 15 minutos la noche anterior, después de 8 horas de sueño y por la mañana.

después de una noche de actividad sexual, ocho horas de sueño y por la mañana.

Las evaluaciones de desempeño antes mencionadas involucraron actividades físicas como carreras de velocidad, pull-ups, ejercicios de flexibilidad, fuerza de agarre, salto vertical y tiempo de reacción.

Los resultados sólo fueron dignos de mención con el fin de:.

el grupo que previamente había practicado yoga notó un aumento en la longitud de sus estiramientos.

la diferencia entre la cantidad de dominadas realizadas en el grupo que tenido sexo la noche anterior y niveles normales.

Aquí están los resultados

Nuestro análisis llega hasta este punto y es posible sacar conclusiones respecto a la práctica del sexo/masturbación en 3 momentos diferentes:.

Es concebible que ver este tipo de material antes del ejercicio pueda ayudar en una sesión de entrenamiento de fuerza dado que se ha demostrado que el material pornográfico es capaz de aumentar la producción de testosterona y la agresión masculina. ya sea fuerza o crecimiento muscular.

A pesar de esto, es cierto que se debe evitar la actividad sexual al menos 3-4 horas antes del entrenamiento.

Hay estudios que sugieren que tener relaciones sexuales o masturbarse alrededor de una hora después de hacer ejercicio puede mejorar el rendimiento del sistema inmunológico, siempre que tenga la fuerza. Al producir más células satélite, esto ayuda al cuerpo a recuperarse del ejercicio.

A menos que se haga con tanta frecuencia como para evitar el entrenamiento, participar en actividades sexuales no necesariamente tiene que tener un impacto negativo en los resultados. De hecho, el sexo regular mantiene altos los niveles de testosterona, lo que puede ser extremadamente ventajoso, especialmente en los deportes de fuerza y ​​potencia.

¿Por qué están relacionados la agresión, la testosterona y el gimnasio?

Las cualidades anabólicas de la testosterona son bien conocidas en relación con el entrenamiento de fuerza e hipertrofia, lo que nos lleva a la siguiente consulta que examinaremos.

Esta es la razón por la que existe una relación causal entre las elevaciones provocadas por el entrenamiento y el aumento del área transversal del músculo.

Una de las justificaciones de la asociación entre el ejercicio, la testosterona y la agresividad se extrajo de los resultados de estudios con ratones, que nos llevan a la conclusión de que:

No hace falta decir que, a pesar de algunas similitudes fisiológicas entre humanos y ratones, estas similitudes no existen en términos de sociocultura.

Esto ocurre como resultado de las diferencias muy marcadas entre los sistemas reproductivos y territoriales de ratones y humanos.

El hecho de que un ratón macho deba proteger su harén femenino de otros ratones machos puede usarse como ilustración.

Y nos preocupa mucho que este no sea el caso entre las personas, para disgusto de algunos hombres.

Esta es la razón por la que, a pesar de que la testosterona puede aumentar la agresión en ratones, no puede hacer lo mismo en las personas.

No te olvides que para obtener resultados es mejor asesorarte con un Nutricionista deportivo.

Esta es la premisa del desafío

Los niveles de testosterona cambian en respuesta a situaciones y problemas sexualmente estimulantes.

También podríamos afirmar que los niveles de testosterona aumentan cuando se anticipan problemas, lo que promueve comportamientos que conducen a la caducidad.

Usaremos un evento deportivo como nuestra ilustración porque creemos que explica mejor el concepto.

El objetivo principal de cualquier deporte es derrotar a la oposición, ya sea como equipo o individualmente. Se ha demostrado que: en estas situaciones.

Los niveles de testosterona aumentan con respecto a la línea de base tanto en hombres como en mujeres a medida que se acerca la fecha de la competencia.

En comparación con antes de la competencia, los niveles de testosterona después de ganar aumentan aún más.

Solo ocurre en hombres.

Por el contrario, los niveles de testosterona caen después de una pérdida en comparación con antes de la competencia. Cada género experimenta esto.

Los hombres que tienen éxito en la competencia exhiben un mayor deseo de tener éxito después, incluso si es necesario actuar de manera más agresiva.

Te puede interesar Tribulus terrestris y su efecto en tu masa muscular

¿Es aplicable al gimnasio?

Acabamos de discutir conceptos como "ganar" en los deportes en la sección anterior a esta.

Su significado no es engañoso en esta situación.

En realidad, la mayoría de los culturistas que usan el gimnasio no tienen ningún deseo de derrotar a ningún competidor.

El término antes mencionado "vencer" o "ganar" se vuelve más complicado porque sus propios oponentes son ellos mismos.

Queremos que considere si por lo general es más hostil o está más frustrado consigo mismo después de completar con éxito su capacitación o después de no cumplir con sus pronósticos.

Cuando no alcanzamos nuestros objetivos, la mayoría de nosotros experimentamos emociones negativas. Esto no implica necesariamente que los niveles de testosterona sean más altos en esta situación.

Sin embargo, seguir el plan al pie de la letra y completar el entrenamiento correctamente promueve la liberación de más endorfinas, así como otro factor, la liberación de hormonas anabólicas como la testosterona, que contribuye a una mayor sensación de bienestar.

En otras palabras, no existe una relación causal entre el aumento de testosterona de una persona y la agresión después del entrenamiento.

Te puede interesar ¿El sexo es un buen ejercicio? Te lo contamos

Las conclusiones sobre la testosterona son las siguientes.

El nivel de testosterona variará según la situación, así que tenlo en cuenta.

Debido a esto, cualquiera que busque derrotar usará la agresión para prevalecer cuando la situación requiera agresión física.

Además, es más probable que los receptores de testosterona perciban una situación como conflictiva cuando en realidad es normal.

Finalmente

Siempre que la circunstancia que las eleva a la categoría de ganadores o reconocimientos requiera altruismo, estas personas experimentarán un aumento en los niveles de testosterona que les permitirá sacar su mejor versión, de modo que su discurso será perfecto o serán dispuesto a mostrar a su pareja mucha atención.

¡Subscríbete a nuestro boletín de noticias!

Recibirás las últimas novedades de entrenamientos y nutrición deportiva. Además de descuentos, promociones y mucho más.

Últimas entradas

crossmenu
×