Siete hábitos de la cultura japonesa para estar saludable

8 de enero de 2024

Para alcanzar y mantener un peso saludable, así como evitar el aumento de peso, es esencial adoptar una alimentación de calidad. En este sentido, te presentamos siete hábitos de la cultura japonesa para estar saludable.

Los siete hábitos de los japoneses para cuidar tu salud

Comer despacio y a conciencia

Los japoneses son conocidos por ser una de las poblaciones más delgadas y longevas del mundo, y una de las peculiaridades de su estilo de alimentación es la práctica de ingerir los alimentos a un ritmo pausado. Prestan atención a lo que comen y, en muchos casos, disfrutan de cada momento de su consumo.

Consumir los alimentos lentamente, masticando cada bocado de manera adecuada, puede fomentar la sensación de saciedad en el cuerpo y ayudarnos a controlar de manera más efectiva la cantidad de comida que ingerimos, adaptándola a las necesidades reales de nuestro organismo.

Además, al ralentizar el ritmo de la comida, tenemos una mayor conciencia de la ingesta, lo que mejora nuestra relación con los alimentos. Esto nos permite disfrutar de la comida y adoptar una alimentación más moderada y equilibrada, evitando excesos.

Emplear utensilios para comer

Es poco común que los japoneses agarren los alimentos con las manos; en cambio, recurren habitualmente a los tradicionales palillos para consumir diversas preparaciones.

La elección de cubiertos u otros utensilios para comer puede ralentizar la velocidad de la ingesta y, al mismo tiempo, fomentar un consumo más consciente.

Detener la ingesta de alimentos antes de estar saciados al completo

La regla del 80%, que implica interrumpir la ingesta de alimentos cuando alcanzamos un 80% de saciedad, constituye un recurso valioso para aprender a ser moderados en la alimentación. De esta manera, se busca lograr un equilibrio energético y evitar un exceso de calorías.

Adoptar el hábito de detener la ingesta de alimentos antes de alcanzar una sensación completa de saciedad puede ser beneficioso para mantener una alimentación más moderada. Esto contribuye a prevenir el aumento de peso, facilitar el proceso de adelgazamiento o, inversamente, mantener un peso saludable a largo plazo.

Evitar los ultraprocesados

Además de controlar adecuadamente la forma y cantidad de la alimentación, es esencial seguir una dieta de calidad. En este sentido, los japoneses dan prioridad a la ingesta de alimentos frescos o mínimamente procesados en su dieta diaria.

La dieta japonesa tradicional se caracteriza por la presencia destacada de cereales como el arroz y sus derivados, así como pescados, mariscos, una abundancia de vegetales y productos derivados de la soja. En contraste, se excluyen lácteos, salsas y aceites, azúcares, harinas refinadas y cualquier alimento que los contenga.

Alimentos como el pan, galletas, cereales para el desayuno, hamburguesas, dulces y otros elementos comunes en nuestras dietas son prácticamente inexistentes en los platos típicos japoneses. Por lo tanto, un hábito que podemos adoptar para mantener un peso saludable es reducir al máximo el consumo de productos procesados de baja calidad y ultraprocesados.

Beber té verde a diario

El consumo de ciertas infusiones no solo puede asociarse con una ingesta más tranquila y placentera, sino que también puede contribuir al control del peso corporal si optamos por opciones adecuadas, siguiendo el ejemplo de los japoneses.

En este sentido, los japoneses incorporan el té verde en su rutina diaria, y esta infusión contiene polifenoles que tienen el potencial de aumentar nuestro metabolismo. Esto puede contribuir a mantener un gasto calórico elevado, evitando el aumento de peso o facilitando el proceso de adelgazamiento.

Ingerir proteínas magras y fibra a diario

En la dieta diaria de los japoneses, destacan la presencia habitual de diversos vegetales, así como de pescados y mariscos, los cuales son excelentes fuentes de fibra y proteínas magras, respectivamente.

Estos nutrientes no solo contribuyen a la sensación de saciedad en el cuerpo, favoreciendo un consumo moderado de alimentos, sino que también impactan positivamente en la actividad metabólica. Por tanto, resultan de gran utilidad para mantener un peso saludable a largo plazo.

Mantener el estrés bajo control

El manejo adecuado de los niveles de estrés en nuestro cuerpo es esencial para evitar el aumento de peso o alcanzar con éxito la pérdida de peso. Es por esto que los japoneses, al practicar una dieta moderada, son una de las poblaciones menos afectadas por la obesidad a nivel mundial.

A través de diversas prácticas y un notable autocontrol en su alimentación, los japoneses gestionan efectivamente el estrés. Además, incorporan actividades físicas como el yoga o el Tai Chi, que contribuyen significativamente a reducir los niveles de cortisol en el cuerpo.

Estos son siete hábitos inspirados en la cultura japonesa que pueden ayudarte a alcanzar y mantener un peso saludable.

Te dejamos un video en nuestro canal de YouTube Método Lázaro sobre "¿Cómo vivir 100 años con salud? Secreto revelado"

¡Subscríbete a nuestro boletín de noticias!

Recibirás las últimas novedades de entrenamientos y nutrición deportiva. Además de descuentos, promociones y mucho más.

Últimas entradas

crossmenu
×