Contactar

La importancia del calentamiento para la practica de los deportes

9 de marzo de 2023

La cantidad de tiempo que muchos atletas durante el calentamiento sugiere que no siempre se le da la importancia que se necesita.

Para los pocos minutos preciosos disponibles, el tiempo que tiene para nadar, correr o jugar un partido de voleibol generalmente se correlaciona con el reloj y el paso imparable de las agujas.

Pero, ¿por qué el calentamiento debería ser "un extra" y no un componente innegable de la actividad regular?

La exigencia física aumenta cuando el organismo comienza a ejercitarse, no sólo a nivel de la respuesta muscular sino también a nivel cardiovascular o respiratorio.

Es típico pasar de un estado de demanda baja a moderada a uno que requiere más, por lo que tiene sentido darle tiempo al cuerpo para que se ajuste a las próximas demandas fisiológicas.

Además, es importante tener en cuenta que cada deporte tiene características únicas, por lo que el calentamiento también debe tenerlas en cuenta.

Los brazos de los tenistas, las espaldas de los jugadores de fútbol o de golf, los brazos de los ciclistas, o las espaldas de los jugadores de fútbol o de fútbol no se moverán de la misma manera.

Cómo calentar cuando se practica un deporte

En sentido general, se debe comenzar a mover el cuerpo con movimientos fluidos, directos, de poco peso, pero que ya puedan movilizar las articulaciones y extremidades que se utilizarán de manera más específica más adelante.

La temperatura corporal y la frecuencia cardíaca aumentan en ese momento, y el flujo sanguíneo se redistribuye a los grupos musculares específicos.

Sin embargo, también debemos recordar respirar porque, incluso durante la práctica deportiva, es una de las acciones más olvidadas.

Debido a que la respiración es un proceso automático, a menudo asumimos que se realizará correctamente.

La conciencia facilita un ciclo respiratorio adecuado, que trabaja el diafragma, la caja torácica y los músculos intercostales.

Los conocidos estiramientos nos vienen a la mente a todos como complementarios a los movimientos.

Porque hay quienes los defienden y quienes los rechazan, hay varias posiciones sobre este tema.

Debe reconocerse en este punto que una gran parte del debate gira en torno al tipo apropiado de estiramiento, no al acto de estirar en sí.

Los hay estáticos, soportando una tensión fija en el cuerpo musculoso, y en los que la posición suele mantenerse durante un breve periodo de tiempo.

Con mayor frecuencia, estos no son los que se recomiendan.

Una muy buena opción es el tipo dinámico, que trabaja todo el rango de movimiento.

Una de las grandes ventajas de este tipo de estiramientos es que atenúa las limitaciones iniciales que se pueden experimentar al iniciar una actividad deportiva para los grandes grupos musculares.

Un calentamiento adecuado no solo mejora las condiciones iniciales para el deporte, sino que también reduce la posibilidad de lesiones.

La capacidad intrínseca de elasticidad y la flexibilidad mejora cuando el músculo se "calienta", lo que reduce el riesgo de lesiones.

Para mejorar el rendimiento y prevenir lesiones, será una buena inversión calentar un rato antes de comenzar la actividad.

Lo que necesitas saber es.

Un calentamiento adecuado no solo mejora las condiciones iniciales para el deporte, sino que también reduce la posibilidad de lesiones.

Para comenzar, mueva el cuerpo con movimientos suaves, directos y con poco peso, al mismo tiempo que moviliza las articulaciones y extremidades que luego se utilizarán.

Como complemento al calentamiento, también se recomienda el estiramiento dinámico.

Asesórate con Carlos Lázaro Entrenador personal Barcelona para los mejores resultados en tus objetivos.

Si te os gusta nuestro contenido no te olvides de seguirnos en YouTube.

Toma nota de estos 8 ejercicios de calentamiento para hacer antes de hacer ejercicio.

1. calentamiento en general.

Antes de participar en cualquier deporte que no requiera mucha intensidad, es recomendable hacer un calentamiento general.

La idea es que las articulaciones y los grupos musculares del cuerpo, así como el sistema cardiovascular, estén listos.

Hacer un trote ligero mientras permaneces en el lugar es una buena ilustración de un calentamiento general.

2. Levanta el cuello.

Es suficiente estirar el cuello manteniendo la cabeza alineada con la columna y realizar varias sesiones de movimientos, siempre lenta y pausadamente para evitar posibles mareos.

Para llegar al área del pecho, por ejemplo, incline la cabeza hacia adelante y hacia atrás.

A continuación, gire la cabeza de lado a lado.

Por último, pero no menos importante, gira el cuello 360 grados.

3. hombros girando.

Con la espalda recta y permaneciendo quieto, realiza este ejercicio.

Gire los brazos extendidos en esa posición primero hacia atrás y luego hacia adelante.

Para rotar los hombros hacia adelante y luego hacia atrás, los brazos flexionados se colocan horizontalmente.

Como resultado, los músculos de la región dorsal también se activarán.

4. Ejercicio que beneficia al aparato digestivo y al estómago para un calentamiento

Otro ejercicio de calentamiento antes de hacer ejercicio consiste en acostarse en el suelo, doblar las piernas para que los talones toquen los glúteos y extender los brazos.

Luego, mientras aún está en esta posición, manténgala así durante unos segundos.

5. Calentamiento de cintura y espalda baja.

Coloque los brazos en la cintura y gire lentamente el cuerpo de un lado al otro (desea obtener el mayor ángulo de rotación posible).

Para tocar las puntas de los pies con las manos después de realizar varias series, junta las piernas, arquea la espalda hacia delante y junta el tronco.

6. entrenamientos de piernas.

Póngase en cuclillas y luego levante su cuerpo hasta que esté derecho con los pies juntos y los brazos extendidos.

Otro ejercicio consiste en mantener las piernas abiertas y el tronco recto.

Mientras mantiene la extensión completa de la otra pierna, doble una pierna con la rodilla hacia adelante.

7. Ejercicios de piernas.

El cuello debe estar doblado y las piernas deben permanecer juntas durante este ejercicio de calentamiento.

Trate de pararse derecho sobre los dedos de los pies en esa posición y manténgala así durante unos segundos antes de volver a bajar.

8. ejercicio de pantorrillas de calentamiento

Coloque el dedo del pie verticalmente, luego gire el tobillo 360 grados mientras aún está en esa posición. Utilice el otro pie para realizar el ejercicio de nuevo.

Esta es una sesión típica de ejercicio de calentamiento previo al entrenamiento de no más de diez minutos.

Es conveniente evitar ejercer fuerza y ​​simplemente esperar a que los músculos se flexibilicen con el tiempo.

En cualquier caso, ninguno de los movimientos que se deben realizar debe obstruir el flujo sanguíneo o la respiración.

¡Subscríbete a nuestro boletín de noticias!

Recibirás las últimas novedades de entrenamientos y nutrición deportiva. Además de descuentos, promociones y mucho más.

Últimas entradas

crossmenu
×