Vitamina E y sus beneficios

31 de diciembre de 2022

¿Qué es la vitamina E?

La vitamina E es un compuesto que contiene 4 tocoferoles y tocotrienoles. Fue descubierto en 1920, pero no fue posible sintetizarlo en su forma pura hasta la década siguiente, y desde entonces se ha utilizado en medicina con diversos fines. EN este articulo te explico que es la Vitamina E y sus beneficios.

El papel de la vitamina E

En esencia, es un excelente nutriente antioxidante: protege los tejidos del cuerpo de los efectos nocivos de los radicales libres (que destruyen células y tejidos). En diversos estudios se le han atribuido efectos beneficiosos en algunos casos relacionados con el envejecimiento celular.

Junto con otra vitamina D liposoluble, ayuda a mantener el sistema inmunitario activo frente a los ataques virales y bacterianos. También interviene en la formación de glóbulos rojos y dilata los vasos sanguíneos para evitar que la sangre se coagule en ellos.

Se ha demostrado que la vitamina E participa en el metabolismo de la vitamina K.

¿Donde está localizado?

Aunque existen diversos preparados farmacológicos ricos en vitamina E, es mejor obtenerla de los alimentos que se encuentran en los aceites vegetales (aceite de oliva, maíz, germen de trigo, girasol, sésamo, soja...) salvo indicación médica. frutos secos, almendras, avellanas, semillas (pipas de girasol) y hortalizas de hoja verde (remolacha, espinaca, brócoli...)..

Beneficios de la vitamina E

Antioxidantes

Tiene una fuerte capacidad antioxidante en el cuerpo y es excelente para retrasar el envejecimiento prematuro. También reduce el riesgo de enfermedades cardíacas al mejorar el flujo sanguíneo y prevenir la oxidación del colesterol LDL.

reducir el daño muscular

Potencia el tratamiento antiinflamatorio y previene el daño por uso excesivo de los músculos al evitar los radicales libres que causan daño muscular. mejorar nuestras defensas

La vitamina E tiene un efecto positivo en el sistema inmunológico de nuestros deportistas y además favorece la cicatrización de los tejidos dañados.

También se ha demostrado que es beneficioso para prevenir enfermedades oculares como las cataratas. Una propiedad natural de "guardaespaldas"

Junto con la vitamina E, hay beneficios. Debido a que puede oxidarse en su cuerpo, actúa como un "guardaespaldas" para otras sustancias y actúa como un antioxidante.

¿cómo?

Bueno, al "destruirse" a sí mismo, protege las grasas poliinsaturadas y otras sustancias solubles en agua (como la vitamina A) para que no sean destruidas por el oxígeno. E tiene muchos beneficios para tu cuerpo, realizando funciones como ayudar a formar glóbulos rojos o ayudar a regular la síntesis de prostaglandinas, que son compuestos importantes en el proceso reproductivo. Es por esto que muchos consideran a este nutriente como la "vitamina de la fertilidad". Como el antioxidante más importante del cuerpo, protege las células contra el estrés oxidativo y la peroxidación lipídica.

¡Veamos sus principales características!

¿Qué enfermedades puede ayudar a prevenir este antioxidante natural?

Tomar vitamina E es bueno para todos nosotros, pero existen beneficios específicos para ciertos grupos de personas.

¿Estás de acuerdo?

Vitamina E natural

Las fuentes naturales de vitamina E vienen en ocho formas diferentes, divididas en dos grupos de cuatro tocoferoles y cuatro tocotrienoles. Ambos grupos tienen la misma estructura central pero diferentes cadenas laterales. La vitamina E es producida por las plantas, generalmente junto con la grasa. Sus formas más comunes son el alfa y gamma tocoferol. Asimismo, podemos encontrar grandes cantidades de ácidos grasos esenciales poliinsaturados junto con gamma-tocoferol, como el aceite de maíz.

Te puede interesar La vitamina B3 y sus beneficios.

La clave del aspecto de la piel

La vitamina E juega un papel principal en el mantenimiento de la condición de la piel, y la exposición constante a los rayos UV del sol puede eventualmente causar estragos. Lo mismo ocurre con otros factores externos, como el humo (tabaco y contaminación ambiental), que pueden provocar un deterioro visible de la piel, especialmente la aparición de manchas y arrugas, incluyendo otros signos como el acné y los eccemas.

La piel tiene una "memoria", el reflejo más fidedigno del paso del tiempo.

Las estrías, el aumento de peso, las estrías, las cicatrices y las arrugas se pueden mejorar con vitamina E.

¿Cómo obtiene la piel esta vitamina?

No olvides que es una vitamina lipofílica y por lo tanto penetra fácilmente en la capa lipídica de la piel. El resultado es que se puede acceder desde el interior y el exterior. Sin embargo, el uso externo aislado también es muy inestable. Por lo tanto, las nuevas investigaciones se centran en optimizar el uso actual.

Ejemplo: Se envasa como nanopartículas, se absorbe en la piel y se libera directamente.

El uso externo natural de la vitamina E se conoce desde hace siglos.

Muchos aceites contienen mezclas.

Vitamina E: dermatológicamente esencial

Este nutriente ayuda en el tratamiento de varias condiciones adversas de la piel.

Aunque se desconoce el proceso exacto, se han comprobado sus beneficios en los siguientes casos:

Síndrome de la uña amarilla.

Este síndrome de origen desconocido se asocia con trastornos del crecimiento.

Las uñas se vuelven gruesas y amarillas.

Altas dosis sostenidas de este nutriente son muy efectivas en el tratamiento.

Algunas enfermedades de eczema y dermatitis.

En este sentido, el uso de la vitamina E ha tenido éxito en situaciones donde la terapia tradicional ha fallado

Tratamiento de eccema, epidermólisis ampollosa generalizada, psoriasis y enfermedad de Hailey-Hayley

En el tratamiento de determinadas enfermedades de la piel, la vitamina E juega un papel decisivo, favoreciendo su tratamiento y cicatrización, lo que no es óbice para su uso de forma individualizada según cada patología y persona.

Te puede interesar Vitamina K y sus bebeficios.

A diferencia de otros nutrientes, los síntomas de deficiencia de vitamina E son menos evidentes. Como si eso no fuera suficiente, el mineral selenio no se diagnostica fácilmente debido a su papel en el cuerpo. Sin embargo, la deficiencia de vitamina E puede causar ciertos síntomas "sospechosos".

¿Tengo deficiencia de vitamina E?

En los países más desarrollados, donde se introducen muchos productos naturales en la dieta, la deficiencia de vitamina E es rara. Su deficiencia puede causar: anemia, trastornos neuromusculares, cataratas, malabsorción o trastornos intestinales, fibrosis pulmonar o enfermedad hepática grave.

Si tenemos una carencia grave de vitamina E, los síntomas que nos pueden alertar son los siguientes:

Vitamina E y ejercicio

La vitamina E tiene interacciones importantes en el metabolismo celular y es un destacado antioxidante liposoluble en todos los tejidos humanos.

Esta vitamina es liposoluble y nuestro organismo la almacena principalmente en el tejido adiposo y el hígado.

Al igual que con otras vitaminas, numerosos estudios han demostrado que una ingesta adecuada de vitamina E favorece una salud óptima y, por lo tanto, un rendimiento físico.

Entonces le interesará especialmente saber que se ha demostrado que la vitamina E reduce los niveles de ácido láctico en la sangre y reduce la producción de ciertos productos de desecho que se producen durante el ejercicio.

Además, encontrará que reduce el daño celular oxidativo y mantiene el tejido muscular saludable.

Durante la recuperación de posibles lesiones o cirugías y durante los deportes que requieren músculos fuertes, una mayor ingesta de vitamina E promueve la recuperación y el rendimiento muscular al tiempo que reduce el "dolor" doloroso y el daño muscular.

La vitamina E se encuentra en las membranas de las células cerebrales y musculares, donde se producen los radicales libres. Por lo tanto, actúa como una barrera oxidativa que no solo proporciona enzimas y moléculas antioxidantes, sino que también ayuda a proteger las células del daño oxidativo.

Tomar suplementos de E ayudará a prevenir el daño oxidativo causado por el ejercicio.

Se ha demostrado que la E aumenta la presencia de creatina quinasa, que se considera un biomarcador de la actividad de reparación muscular.

Otro punto a favor de ser un nutriente al que los deportistas no deben renuncia.

Si buscas asesoramiento para lograr tus objetivos contáctame Nutricionista deportivo.

Últimas entradas

crossmenu