Contactar

Entrenamiento de fuerza y la suplementación de antioxidantes

2 de febrero de 2024

La investigación de estrategias efectivas para incrementar la masa muscular es de gran interés para atletas, entrenadores y personas que se ejercitan en el gimnasio. ¡Quédate a leer este artículo sobre el entrenamiento de fuerza y la suplementación de antioxidantes!

La masa muscular esquelética desempeña un papel crucial en el rendimiento físico y es esencial para mantener una buena salud. Aunque el ejercicio de fuerza es reconocidamente eficaz para preservar y aumentar la masa muscular, los nutrientes son fundamentales como prerrequisitos.

De manera intrigante, en la exploración de diferentes tipos y dosis de nutrientes que pueden potenciar los efectos del ejercicio, se ha observado que ciertos nutrientes, considerados saludables, pueden tanto favorecer como obstaculizar las adaptaciones celulares al ejercicio.

Aunque comúnmente se asume que los suplementos antioxidantes son beneficiosos para la salud, investigaciones recientes indican que pueden tener efectos adversos en las adaptaciones al ejercicio de resistencia al interferir con la actividad de las vías de señalización celular inducidas por el ejercicio, como las relacionadas con la biogénesis mitocondrial.

Hasta ahora, la atención se ha centrado principalmente en el ejercicio de resistencia, pero un estudio reciente ha examinado los impactos de la suplementación con antioxidantes (vitamina C y E) en las adaptaciones fisiológicas y celulares al entrenamiento de fuerza.

La suplementación con vitamina C y E atenúa las ganancias de fuerza

32 hombres y mujeres jóvenes, con edades comprendidas entre los 21 y 33 años, que se dedicaban al entrenamiento de fuerza, fueron asignados al azar para recibir un suplemento de vitamina C y E (1000 mg/día y 235 mg/día, respectivamente) o un placebo, durante un periodo de diez semanas.

Durante este lapso, los participantes realizaron entrenamientos de fuerza con cargas pesadas cuatro veces por semana. Dos de estos días se destinaron al entrenamiento del tren superior, que incluía ejercicios como press de banca, remo, press de hombros, curl de bíceps y ejercicios abdominales. Los otros dos días se dedicaron al entrenamiento del tren inferior, que comprendía ejercicios como sentadillas, peso muerto y zancadas.

En el transcurso del periodo de entrenamiento, los participantes llevaban a cabo 3-4 series de cada ejercicio, con un rango de repeticiones entre 6 y 12, y descansos de 60 a 90 segundos, siguiendo un enfoque de entrenamiento típico para la hipertrofia muscular.

¿Cuáles fueron los resultados?

En el grupo que recibió la suplementación de vitamina C y E, se observó una inhibición en la señalización aguda de proteínas después de las sesiones de entrenamiento de fuerza. Aunque dicho suplemento no tuvo un impacto significativo en la hipertrofia muscular durante las diez semanas de entrenamiento, ciertas mediciones de la fuerza muscular revelaron aumentos ligeramente menores en comparación con el grupo que recibió el placebo.

En resumen, las ganancias en la fuerza muscular fueron parcialmente atenuadas en el grupo que se suplementó con vitamina C y E.

La suplementación con vitamina C y E también es negativa en adultos mayores que realizan entrenamiento de fuerza

Es ampliamente reconocido que mantener niveles óptimos de fuerza y masa muscular, especialmente la fuerza, es crucial en adultos mayores. Un estudio reciente ha revelado que la suplementación con vitamina C y E en adultos mayores (de 60 a 81 años), en cantidades similares al estudio anterior, también disminuye ciertas adaptaciones musculares inducidas por el entrenamiento de fuerza.

La masa magra total experimentó un aumento del 3,9% en el grupo placebo y del 1,4% en el grupo que recibió antioxidantes, evidenciando mayores ganancias en el grupo placebo. Asimismo, el espesor del recto femoral aumentó más en el grupo placebo (16,2%) en comparación con el grupo antioxidante (10,9%).

En consecuencia, parece que la suplementación con vitamina C y E puede interferir con la señalización celular después del entrenamiento de fuerza. Por tanto, se sugiere que los suplementos de vitamina C y E en dosis elevadas deben evitarse por individuos de diversas edades, incluyendo jóvenes, adultos y adultos mayores, que practican entrenamiento de fuerza.

Te dejamos un video en nuestro canal de YouTube Método Lázaro sobre "STOP, Por Esto, tu Bíceps NO Crece!"

¡Subscríbete a nuestro boletín de noticias!

Recibirás las últimas novedades de entrenamientos y nutrición deportiva. Además de descuentos, promociones y mucho más.

Últimas entradas

crossmenu
×