Contactar

El agua embotellada contiene más plástico del que creemos

15 de febrero de 2024

La toxicidad asociada a la ingestión de plásticos a través del agua y otros alimentos es más significativa de lo que comúnmente se piensa, y representa un potencial problema de salud considerable. ¡Quédate a leer este artículo sobre el agua embotellada que contiene más plástico del que creemos!

Cada vez que consumimos agua, nos exponemos a una cantidad considerable de plásticos, según revelan dos revisiones recientes de la literatura científica. Estos estudios muestran datos alarmantes que indican que las micropartículas y nanopartículas de plástico presentes en el agua embotellada son más abundantes de lo que se creía previamente. Estas diminutas partículas tienen la capacidad de atravesar barreras biológicas, penetrando en el interior de las células, lo que podría dar inicio a una toxicidad preocupante para la salud.

Ten cuidado con el agua embotellada

Agua y plásticos: una relación cada vez más próxima

El plástico está presente en muchos sitios, incluso llegando a nuestro organismo al ingerirlo a través de los diferentes alimentos y del agua que consumimos diariamente.

La inquietud se centra en la ingesta de microplásticos, ya que estos tienen la capacidad de generar nanoplásticos que pueden cruzar barreras biológicas y penetrar en los sistemas biológicos, suscitando preocupación por su potencial toxicidad. Los avances en la detección de diversas composiciones y tipos de plástico posibilitan la identificación de la presencia de estas partículas en nuestro organismo.

Un estudio reciente, publicado en enero de 2024 en la revista PNAS, examinó los micronanoplásticos presentes en el agua embotellada de consumo diario. Gracias a la mejora tecnológica para determinar la cantidad de estas partículas, se encontró que la cantidad era de dos a tres veces mayor que los resultados previamente informados.

La tecnología actual revela la presencia de un cuarto de millón de nanoplásticos por cada litro de agua embotellada en las marcas examinadas. Estas partículas son imperceptibles para el ojo humano e incluso difíciles de detectar con sistemas avanzados, lo que impide que seamos conscientes de su ingestión a través del agua, alimentos o incluso la respiración.

En una investigación reciente realizada por el Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), en colaboración con el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), se analizaron los micro y nanoplásticos presentes en el agua embotellada.

El equipo examinó 280 muestras de agua de 20 marcas comerciales, considerando botellas de 1,5 litros y 0,5 litros. Dado que un adulto consume en promedio 2 litros de agua al día, las autoras estiman una ingesta anual de 262 microgramos de partículas plásticas.

¿De dónde viene las diminutas partículas de plástico que van al agua?

La presencia de micronanoplásticos en el agua embotellada se atribuye principalmente a la liberación del envase de la botella durante su transporte o almacenamiento, especialmente en ambientes cálidos y más aún cuando se exponen directamente a la radiación solar.

No obstante, al examinar el agua del grifo, se constata también la existencia de nanoplásticos, sugiriendo que estas partículas se infiltran a través del suelo y pueden estar presentes en el agua antes de ser embotellada. El plástico está presente en todas partes y, con el paso del tiempo, se descompone en partículas más diminutas, como micropartículas y nanopartículas, las cuales se filtran y acaban en el agua y el aire, extendiéndose a todos los demás entornos.

La actualidad en España

En la actualidad, se están registrando la llegada de pequeñas esferas de plástico en diversas zonas costeras de España. Aunque se están llevando a cabo labores de limpieza por parte de voluntarios, este proceso inevitablemente resultará en la ingestión de innumerables partículas diminutas e imperceptibles de plástico por parte de los peces, que luego terminarán en nuestros platos.

Hasta ahora, las cantidades de micro y nanopartículas de plástico en el agua no generan preocupación, o al menos no se tiene claridad sobre qué niveles podrían considerarse inquietantes. Sin embargo, con la actual tendencia de consumo de plásticos, se espera un aumento significativo en la cantidad de estas partículas en el agua. Dado que el agua es esencial para la vida, este incremento podría plantear un problema sustancial al ingerir sustancias tóxicas que podrían filtrarse dentro de nuestras células.

Te dejamos un video de nuestro canal de YouTube Método Lázaro sobre "Quema Calorías Incluso mientras duermes!

¡Subscríbete a nuestro boletín de noticias!

Recibirás las últimas novedades de entrenamientos y nutrición deportiva. Además de descuentos, promociones y mucho más.

Últimas entradas

crossmenu
×